La Seguridad del Paciente es un elemento imprescindible de la calidad asistencial que ha adquirido gran importancia en los últimos años tanto para los pacientes y sus familias que desean sentirse seguros y confiados en los cuidados sanitarios recibidos, como para los profesionales que anhelan ofrecer una asistencia tangible, eficiente y segura. El objetivo de la Seguridad del Paciente es generar estrategias tendientes a identificar y evitar la ocurrencia de fallas o errores en los procesos de atención de salud y de disminuir el impacto en caso en que éstos se produjesen.

Objetivos Internacionales para la Seguridad del Paciente (IPSG)

El Hospital Universitario Austral ha adoptado diversas estrategias entre las que se encuentran los objetivos (o metas) internacionales para la Seguridad del Paciente de Joint Commission International. El propósito de las Metas Internacionales es promover acciones de mejora específicas en Seguridad del Paciente dirigidas a procesos críticos del cuidado de la salud, describiendo soluciones a problemas basadas en el consenso de expertos y en la mejor evidencia disponible. Las Metas Internacionales de Seguridad del Paciente son transversales a toda la Institución.
META_GENERAL

Más información:

Identificación del paciente en todo procedimiento

La intención del objetivo de identificar correctamente a los pacientes, es doble: en primer lugar, identificar en forma fiable a la persona como aquella a quien está dirigida el servicio o tratamiento; en segundo lugar, hacer que el servicio o tratamiento coincida con la persona indicada.

El Hospital Universitario Austral ha desarrollado una política de identificación de sus pacientes de acuerdo a estándares internacionales, a partir de la cuál se exige, para pacientes internados, el uso de pulseras identificatorias y la verificación de la identidad a través dos identificadores rubricados en la misma: el nombre completo del paciente y su fecha de nacimiento o número de historia clínica. Esta doble identificación debe emplearse antes de realizar cualquier tipo de procedimientos, por ejemplo la administración de medicamentos, la extracción de sangre u otras muestras para análisis clínicos.
Para el caso de pacientes sin identificación o con situaciones especiales, se emplean procedimientos que permiten garantizar una identificación apropiada para brindar la máxima seguridad.
Asimismo se identifican a pacientes con cuidados especiales como los portadores de alergias medicamentosas o de otro tipo a fin de favorecer una clara y rápida identificación de éstas condiciones, favoreciendo la comunicación entre áreas y profesionales y disminuyendo la ocurrencia de errores en los procedimientos.

El Hospital Universitario Austral ha definido un nivel de cumplimiento superior al 90% de acuerdo a estándares internacionales.

Los errores referentes al paciente equivocado ocurren en pacientes que pueden estar sedados, desorientados o no completamente alerta. Puede que se los cambie de cama, de habitación o de lugar dentro del hospital. Pueden padecer discapacidades sensoriales o estar sujetos a otras situaciones que favorezcan la ocurrencia de errores de identificación y de procedimientos.

 

Mejorar la comunicación efectiva

En el proceso de atención existen múltiples oportunidades de comunicar resultados, indicaciones y tratamientos dentro del equipo de salud.

La comunicación efectiva, es decir, oportuna, precisa, completa, inequívoca y comprendida por quien la recibe, disminuye errores y mejora la seguridad del paciente.

El Hospital Universitario Austral posee una política que favorece la comunicación eficaz en los procesos más críticos de la atención de la salud con el fin de aumentar la eficacia de la misma y disminuir errores de comunicación.

Mejorar la seguridad en los medicamentos de alto riesgo

Cuando los medicamentos forman parte del plan de tratamiento del paciente, es fundamental su gestión adecuada a fin de garantizar la seguridad del paciente. Se considera medicación de alto riesgo aquella medicación susceptible de quedar involucrada en la ocurrencia de errores durante su administración, llegando a producir  daños de diferentes magnitudes en el  paciente. En esta denominación se incluyen los electrolitos concentrados, los fármacos estupefacientes y la medicación oncológica, entre otros.

El Hospital Universitario Austral ha desarrollado una política y procedimientos dirigidos a la adecuada gestión (selección, almacenamiento, prescripción, dispensación y administración) de los medicamentos de alto riesgo dentro de la Institución, con el objetivo de reducir al máximo la probabilidad de la ocurrencia de errores.

Garantizar una cirugía en el lugar correcto, con el procedimiento correcto y al paciente correcto

Aunque muy improbable, la cirugía en el lugar incorrecto, con el procedimiento incorrecto y/o el paciente equivocado es un problema inquietante en las organizaciones de salud. Estos errores son el resultado de una comunicación deficiente o inadecuada entre los miembros del equipo quirúrgico, de la falta de participación del paciente en el marcado del sitio quirúrgico y de la ausencia de procedimientos de verificación de la operación.

El Hospital Universitario Austral ha implementado una estrategia para asegurar la cirugía en el paciente correcto, con el procedimiento correcto y el lugar correcto, la misma incluye:

Una fase de verificación preoperatoria en la que se comprueban los datos del paciente, tipo de cirugía, riesgos diversos y, si corresponde, se realiza el marcado visible del sitio quirúrgico con la ayuda del paciente.

Una fase de “pausa de seguridad” o “time out” en la que se realiza una pausa antes del inicio de una intervención/procedimiento invasivo, que tiene como objeto verificar aspecto relativos a la identificación del paciente correcto, el procedimiento correcto y del lado correcto (en los casos que corresponda), además de certificar que todo el equipamiento e insumos necesarios para llevar adelante la intervención se encuentren disponibles.

Una fase de “salida” en la que se confirma con el equipo medico el procedimiento realizado, el recuento del instrumental, compresas y agujas y asegura la eliminación de material corto punzante. Así también, confirma el envío correcto de muestras para los estudios de anatomía patológica y que las indicaciones médicas de seguimiento se encuentren confeccionadas y comunicadas.

Cuando los medicamentos forman parte del plan de tratamiento del paciente, es fundamental su gestión adecuada a fin de garantizar la seguridad del paciente. Se considera medicación de alto riesgo aquella medicación susceptible de quedar involucrada en la ocurrencia de errores durante su administración, llegando a producir  daños de diferentes magnitudes en el  paciente. En esta denominación se incluyen los electrolitos concentrados, los fármacos estupefacientes y la medicación oncológica, entre otros.

El Hospital Universitario Austral ha desarrollado una política y procedimientos dirigidos a la adecuada gestión (selección, almacenamiento, prescripción, dispensación y administración) de los medicamentos de alto riesgo dentro de la Institución, con el objetivo de reducir al máximo la probabilidad de la ocurrencia de errores.

 

Minimizar el riesgo de infecciones relacionadas con la atención sanitaria

Las Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud, antes conocidas como infecciones hospitalarias, pueden ocurrir no sólo en pacientes hospitalizados sino también en aquellos ambulatorios en contacto con un centro asistencial, como consecuencia de la propia vulnerabilidad de su estado de salud como así también debido a los procedimientos que se realicen en busca de un adecuado tratamiento médico. Para minimizar estos riesgos el Hospital Universitario Austral cuenta con un Programa especialmente diseñado para la Prevención y el Control de Infecciones basado en la implementación de medidas que han demostrado su efectividad en reducir el riesgo de estas complicaciones. Entre ellas, la higiene de manos es la medida más simple y efectiva. En este sentido el Hospital Universitario Austral ha desarrollado un programa para lograr el máximo nivel de cumplimiento a esta medida entre todo su personal, los pacientes y sus familiares.

 

Minimizar el riesgo de daño al paciente causado por caídas

De acuerdo a la literatura disponible, las caídas de la cama u otros lugares en el marco de los cuidados asistenciales constituyen una causa importante de lesiones sufridas por pacientes hospitalizados.

El Hospital Universitario Austral ha implementado un proceso de prevención de caídas para todos sus pacientes internados, con el objetivo de reducir el daño causado por caídas y establece procedimientos específicos para reducir tales riesgos.

Para estos efectos el estándar establecido es encontrarnos por debajo de la tasa promedio de caídas reportada internacionalmente (EEUU) y trabajar activamente en la reducción de la misma.