Novedades


Claves para actuar ante una mordedura

La posibilidad de contraer una infección o alguna enfermedad aumenta cuando se trata de un animal salvaje y disminuye en caso de especies domésticas. Los chicos corren más peligro: por ser más imprudentes y porque, por una cuestión de tamaño, el animal accede fácilmente a la cara o el cuello del niño.




“Una mordedura nos enfrenta a tres situaciones de riesgo: el traumatismo que produce la herida, la posibilidad de que se infecte y la transmisión de enfermedades como el tétanos o la rabia”, explicó el Dr. Matías Tisi Baña, clínico del Hospital Universitario Austral (HUA), y enfatizó la importancia de actuar rápidamente. 

1) Comprimir intensamente la herida para frenar el sangrado.
2) Lavarla con abundante agua y jabón, secarla y aplicar un antiséptico (iodo povidona o alcohol).
3) En caso de que la lastimadura sea significativa, conviene concurrir al hospital.
4) Chequear el estado de vacunación tanto del animal que mordió como de la víctima. 


Cuando la herida provocada por el animal es superficial, con los cuidados “caseros” suele ser suficiente. Pero, si la profundidad es considerable, puede ser necesario suturarla.
“En base a las características del animal y del paciente, el médico deberá evaluar si es necesario colocar la vacuna antirrábica”, manifestó el Dr. Tisi Baña y agregó: “Cada animal tiene sus riesgos propios, pero en líneas generales debemos decir que no es lo mismo una mordedura de un animal doméstico (un perro) que uno salvaje (un murciélago). En cuanto a las víctimas, los chicos suelen tener mayor riesgo por una cuestión de tamaño: cuando se produce un ataque de un perro, por ejemplo, es más posible que acceda fácilmente a la cara o al cuello del niño”.

 

Algunos conceptos básicos:
*Los perros y los gatos son los que muerden más frecuentemente.
*Las mordeduras de murciélago, si bien son menos frecuentes, representan un alto riesgo por la posibilidad de contagio de rabia.
*No hay que cuidarse de los animales, sino ser prudentes.
*Cuando el animal es propio es importante tener todas las vacunas al día, mientras que si no se lo conoce es conveniente no exponerse a riesgos innecesarios.
*Al acercarse es recomendable no demostrar temor y sobre todo no asustar al animal.
*Cuando dos animales se están peleando es preferible evitar acercarse. Lo mejor es tratar de separarlos pero de lejos, con un palo o con un chorro de agua.

 

Los menores de 5, con mayor riesgo según un estudio
Durante una reunión de especialistas realizada recientemente, el equipo del Dr. Vikram Durairaj (Universidad de Colorado en Denver, Estados Unidos) demostró –mediante un análisis que se extendió por 5 años y consideró 537 casos de menores de 18 años– que los niños por debajo de los 5 años son los que tienen más riesgo de ser mordidos, sobre todo cuando no hay algún adulto supervisando alrededor.
Los especialistas afirmaron también que en el 89% de los casos la mordedura la realiza un perro conocido por el niño. "Las lesiones por mordeduras de perro representan un problema frecuente y devastador, que posee una incidencia anual de 12 personas por cada 10.000 habitantes y corresponde al 1% de todas las visitas a los centros de emergencia”, remarcaron los investigadores.

 

Contacto: Dr. Matías Tisi Baña: MTISIBA@cas.austral.edu.ar


Fecha: 14/12/2010