Novedades


Implantes mamarios: la segunda operación estética más popular

Los implantes mamarios, un “accesorio infaltable” de muchas mujeres en la actualidad, cumplieron 50 años. ¿Qué cambios atravesaron en ese tiempo, y cuáles son las recomendaciones y cuidados que hay que tener en cuenta a la hora de operarse?


Foto:clarin.com





La colocación de implantes mamarios es, 50 años después de la primera cirugía, la segunda operación estética más popular y frecuente a nivel mundial, precedida por la liposucción.

En 2010 un millón y medio de mujeres pasaron por el quirófano, siguiendo el camino que inició Timmie Jean Lindsey, una madre de 6 niños que en 1962 se operó en el Hospital Jefferson Davis de Houston en Texas, Estados Unidos.

El aniversario llegó en medio de una polémica por el caso de los implantes franceses Poly Implant Prothèse (PIP), catalogados como defectuosos ya que para su fabricación se utilizaba un gel no permitido, y a partir de los cuales se iniciaron cientos de casos judiciales. Aún así, en la actualidad la colocación de prótesis mamarias sigue gozando de buena salud.

“Los principales adelantos y avances se registraron en los últimos 10 años, cuando las prótesis comenzaron a producirse con un gel de mayor cohesividad. Esto quiere decir que ‘transpiran’ menos silicona, y en caso de ruptura generan menor riesgo de diseminación”, especificó el Dr. Rodolfo Cucchiani, jefe del servicio de Cirugía Máxilo Facial, Plástica y Reparadora del Hospital Universitario Austral (HUA).

“Antes de someterse a un procedimiento como este, hay que asegurarse que la persona que va a operarse está sana. Por ende, la paciente debe ser correctamente estudiada para que llegue al día de la cirugía con la mayor seguridad posible, en lo que se refiere a los estudios generales y de la mama en particular. Por otro lado, es importante saber que se trata de un procedimiento quirúrgico mediano, para no minimizarlo. Una operación de este tipo no está exenta de complicaciones, aunque la mayoría son completamente solucionables”, completó el especialista.

En cuanto a los cuidados, el cirujano debe ocuparse de estudiar correctamente a la paciente, establecer con criterio profesional si es viable operarla o no, qué técnica utilizar, qué implantes –deben estar aprobados por entes reguladores confiables- en qué sanatorio realizar la operación y qué medida de prótesis colocar.

“También hay que encargarse de explicarle a la paciente los cuidados postoperatorios entre los cuales se destacan evitar los movimientos bruscos, prevenir los traumas en las mamas y evitar el encapsulamiento mediante controles”, finalizó el Dr. Cucchiani.

Para concluir, cabe señalar que según datos de la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos y Estéticos, Estados Unidos es el país donde más operaciones de pecho se realizan, seguido de Brasil, México, Italia, China y Colombia.

Contacto:
*Dr. Rodolfo Cucchiani
Jefe del servicio de Cirugía Máxilo Facial, Plástica y Reparadora
Hospital Universitario Austral
RCUCCHIA@cas.austral.edu.ar 


Fecha: 07/06/2012