Novedades


El hirsutismo siempre debe ser motivo de consulta

Se trata de una cuestión patológica en la cual aparece vello en áreas donde las mujeres no deberían tener pelo. Frecuentemente, se asocia a cuadros de acné o alteraciones del ciclo menstrual.




El hirsutismo es una patología raramente asociada a su nombre, aunque relativamente frecuente. Se caracteriza por la aparición de vello terminal en la mujer.


Este “pelo” que tiene aspecto duro y está pigmentado –es decir que no tiene la misma coloración o tonalidad que la piel- se ubica en zonas en las cuales las mujeres no deberían tener vello, siguiendo un patrón masculino.


Así, quienes padecen hirsutismo presentan vello en zonas andrógeno-dependientes como las patillas, la barbilla, el cuello, las areolas mamas, el tórax, el ombligo (por encima o por debajo), los muslos o la espalda.


“El hirsutismo siempre debe ser motivo de consulta, no sólo porque no es algo normal, sino porque además a diferencia de la hipertricosis –el vello que existe normalmente en los brazos y piernas y que tiene una carga genética o racial- se trata de una cuestión patológica”, expuso la Dra. Jorgelina Guerra, médica del staff de Endocrinología del Hospital Universitario Austral (HUA).


“También hay que recurrir al especialista por la asociación que tiene el hirsutismo con el acné, las alteraciones del ciclo menstrual, la alopecia androgénica (o prematura), e inclusive algún grado de androgenización variable (cuadro caracterizado por el aumento de las hormonas masculinas o la merma de las femeninas)”, agregó la especialista.


La presencia de hirsutismo puede advertirse mediante análisis de sangre, dado que gracias a este examen es posible detectar hormonas implicadas en este cuadro.


Generalmente se solicita un perfil gonadal, (LH FSH E2) más los andrógenos (testosterona total libre biodisponible, androstenediona, 17 hidroxiprogesterona, sulfato dehidroepiandrosterona y prolactina)”, detalló Guerra.


“Cabe destacar que, el aumento de las hormonas masculinas en la mujer, cuadro conocido como hiperandrogenismo y que tiene su efecto sobre el hirsutismo, puede ser de causa adrenal (cuando las glándulas adrenales dejan de producir hormonas), ovárica, mixta; o bien deberse a una hiperprolactinemia (aumento de la prolactina), al hipotiroidismo, o simplemente ser idiopático o iatrogénico”, consignó la Dra.


El hiperandrogenismo, además, suele asociarse al Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP), que afecta a entre el 6 y 10% de mujeres en edad reproductiva, y a más del 20% de la población infértil. A su vez el SOP, que es un y trastorno crónico, es la causa más frecuente de anovulación (falta de ovulación) e hirsutismo.


Contacto:
*Dra. Jorgelina Guerra
Médica del staff de Endocrinología
Hospital Universitario Austral
JGUERRA@cas.austral.edu.ar


Fecha: 16/08/2012