Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Parto Seguro Sin Intervención

Miércoles de 16 a 21 Piso: Línea Doulas: (+54 9) 11 5634-3239 / Línea Obstétricas: (+54 9) 11 3386-0128

«Todas y cada una de las madres y todos y cada uno de los recién nacidos necesitan atención materna y neonatal calificada dispensada por profesionales durante y después del parto: una atención cercana a los lugares en que vive la gente y a sus formas de vida, cercana a sus tradiciones en torno al parto, pero al mismo tiempo segura, con profesionales bien preparados capaces de actuar inmediatamente cuando surjan complicaciones impredecibles. El reto pendiente, por tanto, no es tecnológico, sino estratégico y organizacional».

(Informe OMS “¡Cada madre y cada niño contarán!” Génova, 2005 Capítulo 4).

Partos planificados sin intervención innecesaria

El nacimiento de un hijo es un momento único y sagrado que permanecerá con vos para siempre.  Hay muchas cosas para pensar ahora que estás embarazada… incluyendo la decisión sobre como querés transitar el momento del nacimiento. ¡Vos podés elegir ser la protagonista!

Otra manera de nacer

Rodeado por un paisaje de árboles frondosos y naturaleza, el Programa Parto Seguro Sin Intervención (PSSI) del Hospital Austral fue pensado para mujeres que quieren dar a luz en un ambiente hogareño y que desean atravesar el nacimiento de su hijo naturalmente.

 

a) ¿Qué es un Parto Seguro Sin Intervención?
Es un parto natural y planificado en el cual las mujeres y sus maridos o acompañantes toman decisiones y expresan sus necesidades y preferencias con anterioridad, con el objetivo de que el nacimiento sea tan fisiológico como se pueda y se eviten intervenciones farmacológicas y/o rutinarias innecesarias.

b) ¿“Parto sin intervención” y “Parto humanizado” son sinónimos?
“Parto humanizado” es la denominación internacional que se le da a todo parto en el que se respetan los deseos y necesidades de la parturienta. La propuesta de humanización del parto y el nacimiento se basa en el respeto a los derechos humanos, busca cambiar la idea de que el embarazo y el parto son una enfermedad y, sobre todo, es un requisito para un parto saludable y una bienvenida amorosa a las nuevas personas que llegan a este mundo. El parto humanizado no va en contra de la tecnología sino de su uso incorrecto o abuso. También existen otras denominaciones como por ejemplo: parto respetado, parto activo, parto consciente, etc. En el Hospital Universitario Austral preferimos llamarlo “Parto sin intervenciones farmacológicas innecesarias” o bien “Parto con mínima intervención”.

c) ¿Es seguro un Parto Sin Intervención?
Sí. La seguridad de las mamás y la de sus bebés son nuestra prioridad. Pretendemos aportar el máximo de confort y apoyo psico-afectivo, como así también todos los cuidados clínicos para ellas y sus hijos. De ser necesario, contamos con médicos de distintas especialidades a disposición, tecnología de primer nivel y una cercanía al área quirúrgica que permiten la resolución inmediata de cualquier imprevisto o de aquellos casos que así lo requieran.

d) ¿A quién está dirigida esta propuesta?
A toda mujer sana que está disfrutando de un embarazo de bajo riesgo y que junto a su pareja o acompañante deseen ser protagonistas del nacimiento de su hijo y conciben el parto como un evento natural. También es importante que ambos estén dispuestos a realizar la preparación antenatal semanal a lo largo de 4 meses.

e) ¿Cuáles son las probabilidades de tener un Parto Sin Intervención?
La gran mayoría de las mujeres (80%) logran un parto sin intervención cuando estos nacimientos:
• Son planificados previamente
• Se llevan a cabo en un ambiente relajado e íntimo
• Son con acompañamiento continuo
• Son asistidos por profesionales especializados que se encarguen de cuidar de vos y de tu bebé respetando los tiempos fisiológicos.

El índice de cesáreas del Programa PSSI es del 8%.

f)    ¿Cuáles son los pasos a seguir en caso de estar interesada en participar en el Programa PSSI?
Recomendamos que inicialmente lo charles con tu esposo / acompañante y juntos evalúen la posibilidad. También es importante que lo charles con tu médico obstetra de cabecera. Entre las 8 y 15 semanas de embarazo, podés solicitar un turno telefónicamente (L a V de 10 a 17 Hs) para una entrevista inicial en donde se brinda información sobre el Programa PSSI y se evalúa cada caso en particular (Línea Doulas + 54 9 11 5634 3239).

g)   ¿Qué es una “Doula”?
Es una mujer que acompaña a otra mujer en su proceso de embarazo, parto y puerperio. Su rol es acompañar de madre a madre, nutrir y proteger la memoria femenina, honrar aspectos físicos, emocionales y espirituales de los nacimientos y mantener una ininterrumpida presencia durante el trabajo de parto y el parto. Si bien una doula puede ser o no ser profesional de salud, su rol se centra estrictamente en los aspectos mencionados anteriormente. La doula no suple al médico ni a la obstétrica, no toma decisiones médicas ni tiene responsabilidades clínicas. Nuestras doulas forman parte del Servicio de Maternidad del  Hospital Universitario Austral y trabajan exclusivamente en el  Programa PSSI complementando el trabajo de las parteras y médicos, y junto a ellos.

Quiénes somos

Somos un grupo de profesionales con formación adecuada, experiencia demostrada e interés genuino en la atención de partos seguros sin intervención innecesaria. Como Equipo de trabajo, nuestro Proyecto ha nacido y crecido en el Hospital Austral en donde hoy día contamos con las herramientas necesarias para llevar adelante  un parto fisiológico de forma segura y adecuada en donde priman la información,  las técnicas naturales, el respeto, la paciencia, la disponibilidad y el trato afectuoso sin dejar de lado el cuidado minucioso de la salud de las mamás y sus bebés.  Somos un Equipo transdisciplinario que apostó al cambio y desarrolló un Programa innovador en el país cuyo modelo de atención es compartido, basado en elecciones informadas y  enmarcado por guías de procedimiento elaboradas específicamente.

Nuestra Historia

Ante las demandas formuladas por las mujeres y sus esposos de vivir y atravesar un parto normal de forma natural y segura, en el cual puedan tomar decisiones y expresar sus  necesidades y preferencias, y con el objetivo de que el parto sea tan fisiológico como se pueda, se eviten intervenciones innecesarias y se permita a las gestantes escoger los procedimientos que crean más adecuados, consideramos necesario que nuestro hospital ofreciese la asistencia de partos sin intervenciones farmacológicas y/o rutinarias.

En el año 2008 el Hospital Universitario Austral comenzó a planificar la apertura del nuevo Centro de Maternidad situado en el sexto piso, en el cual se incluían dos habitaciones con prioridad para la asistencia de Partos Seguros Sin Intervención.

A partir de ello, consideramos que era necesario conformar un equipo de profesionales que se especializasen en la atención humanizada de los nacimientos para ofrecer una asistencia de alta calidad. Los profesionales que hoy conformamos este equipo de trabajo (enfermeras, obstétricas, doulas, obstetras, psicólogos, neonatólogos, puericultoras y nurses) no solo entendemos el parto como un proceso fisiológico y natural sino que además nos hemos capacitado específicamente en la atención de este tipo de nacimientos.

Con el fin de desarrollar en nuestro hospital la asistencia natural del parto normal, se redactó un protocolo  que da respuesta a una demanda social, con la intención de homogeneizar en la medida de lo posible esta oferta asistencial, de manera que se garantice la calidad del servicio brindado.

El principio por el cual se rige la asistencia del parto sin intervención es el retorno a la naturalidad del parto y, por ende, se respeta  la no intervención, a menos que sea por motivos estrictamente necesarios.

En este sentido, nuestro proyecto pretende dar más protagonismo a los deseos de los padres, respetando al máximo su intimidad en los casos en que no quieran que en el transcurso de su parto se realice una intervención que no sea necesaria y, al mismo tiempo, hacerlos participar activamente en la toma de decisiones y acompañarlos en el compromiso que representa su elección brindándoles una preparación adecuada y herramientas suficientes para un parto fisiológico y libre; lo que aporta  seguridad y bienestar tanto a la pareja  como al recién nacido.

La posibilidad de ofrecer a las mujeres que así lo deseen este tipo de asistencia del parto, representa un movimiento de innovación  comparable con los servicios ofrecidos por instituciones de países desarrollados, tales como Inglaterra, EE.UU, Canadá, Holanda, Australia, Alemania, Escocia y Francia, entre otros.

Nuestro Programa no es externo sino que fue pensado, nació y se desarrolla en el Hospital Universitario Austral. En nuestro hospital, no solo contamos con profesionales con formación adecuada y comprometidos personal y profesionalmente con el tema sino también con un lugar físico apropiado y el aval institucional para llevar adelante este proyecto cuyo objetivo principal es mejorar la salud perinatal. Brindar ésta modalidad de atención, promovida por la OMS y varias asociaciones médicas mundiales es hoy un logro y orgullo para nosotros.

Nuestra misión y filosofía

Buscamos  brindar a las mujeres que cursan embarazos saludables (de bajo riesgo) la posibilidad de tener un parto natural y seguro, en un ambiente similar al de un hogar, donde se respete su privacidad y la de su esposo, bajo la asistencia continua personalizada por parte de profesionales calificados con quienes se han vinculado durante la preparación prenatal, acompañando el proceso fisiológico del nacimiento.  Brindando cuidados de calidad acordes a la misión y visión del HUA.

El Equipo de Profesionales del Servicio de Obstetricia del Hospital Universitario Austral, tiene la plena convicción de que debemos brindar una asistencia de excelencia a todas las mujeres embarazadas, y para ello, trabajamos no solamente en mejorar y optimizar los recursos humanos y tecnológicos que son tan importantes para el diagnóstico y tratamiento de embarazos complicados, sino que  también estamos trabajando para ofrecer la máxima calidad de atención a aquellas mujeres que cursan embarazos de bajo riesgo y que desean un parto sin intervenciones innecesarias.

 

¿Qué ofrecemos?

Profesionales capacitados y con vasta experiencia en la asistencia de partos naturales (parteras, doulas, obstetras, neonatólogos, puericultoras y enfermeras).

• Atención personalizada y humanizada.

• Preparación prenatal.

• Consejería y elaboración de Plan de Nacimiento basado en tus decisiones.

• Habitaciones situadas fuera del área quirúrgica, con prioridad para la asistencia de este tipo de nacimiento.

• Equipamiento adecuado y facilitadores de parto.

• Asistencia del parto con la mínima intervención necesaria.

• La oportunidad de estar activa durante todo el proceso de parto.

• Visitas y encuentros postnatales.

• Asesoramiento en lactancia materna.

 

Nuestra propuesta y espacio

El Hospital Austral

•             Autoridades:  https://www.hospitalaustral.edu.ar/institucional_autoridades.asp

•             Historia: https://www.hospitalaustral.edu.ar/institucional_historia.asp

•             Misión y filosofía: https://www.hospitalaustral.edu.ar/institucional_mision.asp

•             Infraestructura:

https://www.hospitalaustral.edu.ar/institucional_infraestructura.asp

•             Opus Dei: https://www.hospitalaustral.edu.ar/institucional_opusdei.asp

La Maternidad

• Historia:

El primer parto en el Servicio de Maternidad del Hospital Austral se llevó a cabo en el año 2001. Dado que el índice de nacimientos se incrementó linealmente de 45 en 2001 a 2000 partos anuales aproximadamente en el año 2008, el Hospital Universitario Austral comenzó a planificar la apertura de su 6to Piso: La nueva Maternidad.  Esta área fue inaugurada en Marzo de 2010 y cuenta con: nursery, un centro obstétrico (4 habitaciones de TPR, 2 salas de parto, 1 quirófano y 1 área de recepción neonatal), 2 habitaciones destinadas a la atención de partos seguros sin intervención y 15 habitaciones de internación en el postparto.

• Autoridades:

o Director del Dpto. Materno infantil: Dr. Rocca Rivarola

o Jefe del Servicio de Obstetricia: Dr. Beruti

o Subjefe del Servicio de Obstetricia: Dr. Fregonese

o Jefe del Servicio de Neonatología: Dr. Musante

o Coordinadora de Enfermería: Lic. Enf. Martinez

o Fundación y coordinación del Programa PSSI – HUA: Dr. Héctor Beccar Varela, Lic. Obst. Verónica Favilla, Lic. Obst. Paula Rodriguez Blanco y Lic. Enf. M. Claudia Zamora.

Preparación grupal antenatal

Los encuentros antenatales son semanales y coordinados por doulas y obstétricas PSSI. Dichos encuentros se inician alrededor de la semana 24 de gestación y se extienden hasta el momento del parto. Estas reuniones son exclusivas para parejas que se encuentran programando un PSSI en el Hospital Austral. Las mismas tienen un enfoque integral  y abarcan distintas áreas como ser el trabajo corporal  y el intercambio o análisis grupal de información acerca del embarazo y parto.

Preparación antenatal personalizada

Las entrevistas personales también son parte importante de la preparación prenatal. Han sido pensadas con el objetivo de fortalecer el vínculo, conocer aspectos individuales / preferencias y brindar información precisa, confiable y basada en la mejor evidencia científica disponible para que ambos padres puedan desarrollar un crecimiento propicio para afrontar un nacimiento siendo protagonistas.

El control obstétrico se realiza conjuntamente con un médico del Servicio de Obstetricia de nuestro hospital. Los obstetras del Hospital Universitario Austral respetan, comparten y fomentan esta modalidad de atención. Esto representa un compromiso activo hacia la mejoría de la salud de madres, padres y niños.

El Parto Seguro Sin Intervención

La asistencia del trabajo de parto y parto es individual y personalizada. La mujer en trabajo de parto es ingresada y asistida durante todo el proceso por personal del Equipo de Parto Seguro Sin Intervención (PSSI) que se traslada al hospital exclusivamente para la atención de ese nacimiento. Las habitaciones PSSI se encuentran situadas en el piso de maternidad, fuera del ambiente quirúrgico. En caso de surgir algún imprevisto, la cercanía al quirófano y el hecho de contar con profesionales de guardia de múltiples especialidades, facilitan la rápida resolución del mismo. Las habitaciones destinadas a PSSI cuentan con bañera, sofá, banquillo para parto vertical, eslinga, equipo de música, pelota de esferodinamia, otros tantos facilitadores para el parto, etc., como así también los insumos necesarios para una atención de la madre. Además, el Servicio de Neonatología instala una servocuna en la misma habitación y los materiales necesarios para una correcta  atención de bebé que nace de modo tal que, en condiciones normales, no es necesario trasladar al niño a otro espacio físico para su primer control clínico. La recepción del niño recién nacido es llevada a cabo por un neonatólogo y una nurse de nuestro hospital.

Puerperio y crianza

Una vez producido el nacimiento, la intención del Equipo PSSI es seguir acompañando a los padres en el puerperio mediante la apertura a la reflexión grupal en distintos tópicos. Es por eso que ofrecemos reuniones en las que se tratan temas de post parto y crianza con una visión integral de manera tal de afianzar la concepción de salud promoviendo a la familia como la base fundamental  de una sociedad cada vez más activa, consciente y humana.

Estos encuentros de postparto, coordinados por Doulas y Obstétricas de PSSI, se denominan “puerperio rodante” y son reuniones, espacios de contención y acompañamiento, en donde las mismas parejas que compartieron la preparación antenatal, se reencuentran ya con sus hijos en brazos para seguir compartiendo sus experiencias, afianzándose en su rol de padres y trabajando hacia una parentalidad responsable.

Preguntas frecuentes

1)      “Parto Natural”, “Parto vaginal” y “Parto sin intervención” ¿Son sinónimos? No.

El «parto natural» por definición: es todo parto que se desarrolla sin alteración de su fisiología. Es decir en el cual nada ni nadie interactúa sobre la parturienta, como por ejemplo aquel que se da en la mayoría de los mamíferos. Con el trascurso de los años la asistencia de los partos se fue medicalizando en exceso variando culturalmente el concepto colectivo del término, a tal punto que actualmente muchas mujeres que paren vía vaginal o tienen un parto clásico se refieren a éste como “parto natural”.

El “parto vaginal” es aquel en el cual el niño sale por la vagina, inclusive en los casos de partos con fórceps o ventosas. Es muy común en nuestra sociedad que se lo confunda con el “parto natural”.

La asistencia del parto seguro sin intervención es aquella que se presta durante el proceso del parto y consiste en la mínima intervención obstétrica, de manera tal que solo se interviene en el parto cuando es estrictamente necesario con la finalidad de resolver algún problema. Esta asistencia se refiere a la no intervención rutinaria o innecesaria, respetando su fisiología pero realizando los cuidados y controles según las normativas establecidas para la atención del parto normal. Lo que se pretende es aportar el máximo de confort y apoyo psico-afectivo tanto para la madre como para su marido y el recién nacido, pero sin tener que renunciar a las posibilidades de control y rapidez de actuación que se obtienen en la atención hospitalaria del parto y siempre con un centro quirúrgico próximo a la mujer.

 

2)     ¿ Los “PSSI” son partos sin analgesia peridural? Sí.

Los partos seguros sin intervención  se planifican justamente con la intención, convicción y expectativa  pater-materna de que no sea requerida la administración de fármacos entre otras cosas.  Existen una serie de cuidados específicos que involucran el acompañamiento continuo con doula así como también diferentes técnicas de analgesia no farmacológica que se emplean frecuentemente con excelentes resultados.  De todas formas, contamos con médico anestesiólogo de guardia en caso de ser indispensable esta práctica.

 

3)      ¿Cualquier mujer embarazada puede planificar un PSSI? No. 

Pueden planificar un PSSI con nosotros aquellas mujeres que cursan un embarazo saludable (de bajo riesgo), realizan su control prenatal con uno de los obstetras de nuestro hospital, disponen de análisis de laboratorio y otros estudios complementarios normales, desean ser protagonistas de su parto y conciben el parto como un evento natural.

Quedan excluidas de nuestro Programa aquellas mujeres que tengan dos o más cesáreas anteriores y/o  presenten antecedentes de enfermedades maternas, fetales o neonatales severas. Tampoco es recomendable para aquellas mujeres con dos o más legrados uterinos u otras cirugías uterinas.

 

4)      ¿Se puede ingresar al Programa PSSI en cualquier momento del embarazo? No. 

El contacto inicial se realiza habitualmente vía telefónica entre las 8 y 15 semanas. En ese momento, una de las doulas de nuestro Equipo te dará un turno para la entrevista inicial. El ingreso al Programa es a las 24 semanas.

 

5)      ¿Existen posibilidades de no encontrar lugar dada mi fecha de parto? Sí. 

Nosotros aceptamos un cupo limitado de parejas mensualmente. Es muy importante el crecimiento y fortalecimiento del vínculo entre los padres y los profesionales de nuestro Equipo. Para evitar sorpresas en cuanto a nuestra disponibilidad, algunas mamás prefieren anotarse en nuestra lista de espera.

 

6)      ¿Es indispensable realizar la preparación antenatal? Sí. 

La preparación antenatal es uno de los pilares de este proyecto y está orientada a la tríada (madre, padre y niño) y, por ende, ambos padres deben estar de acuerdo, asumir el compromiso que implica la participación y cumplirlo.  Se realiza trabajo de grupo y también entrevistas personales.  Es de suma importancia que tanto la madre como su marido / acompañante concurran semanalmente a todos los encuentros y entrevistas desde las 24 semanas hasta el momento del parto. Esto representa un total de 14 a 18 encuentros anteparto.

 

7)    ¿El Equipo multidisciplinario PSSI asiste partos en domicilio? No.

Nuestro proyecto apunta  a la planificación de “partos institucionales sin intervenciones farmacológicas y/o rutinarias innecesarias”  únicamente en el Hospital Austral.

 

8)     ¿Qué sucede si se me diagnostica algún problema en el parto?

Tu seguridad y la de tu bebé son nuestra prioridad. Pretendemos aportar el máximo de confort y apoyo psico-afectivo, como así también todos los cuidados clínicos para vos y tu bebé. De ser necesario, nuestra cercanía al área quirúrgica permite la resolución inmediata de cualquier imprevisto.

 

Fundamentación Legal

Todas las mujeres tienen derecho a la salud y a elegir de qué modo quieren parir, quiénes quieren que las acompañen y quiénes quieren que las asista.

Los derechos de las mujeres y sus bebés por nacer quedan expresados tanto en la declaración de los Derechos Humanos, como así también en las siguientes declaraciones y leyes que rigen en nuestro país:

• Constitución Nacional Argentina. Primera parte. Capítulo Primero “Declaración de derechos y garantías”.  

Art 19: “Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a terceros, están solo reservados a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe”.

• Ley Nacional 25929 – 2004. Derechos de padres e hijos en el proceso de nacimiento. Algunos de sus artículos son:

Art 2: “Toda mujer, en relación con el embarazo, el parto, el trabajo de parto y el post parto, tiene los siguientes derechos:

a) A ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pudieren tener lugar durante esos procesos, de manera que pueda optar libremente cuando existieren diferentes alternativas.

b) A ser tratada con respeto y de modo individual y personalizado que le garantice la intimidad durante todo el proceso asistencial y tenga en consideración sus pautas culturales.

c) A ser considerada, en su situación respecto del proceso de nacimiento, como persona sana, de modo que se facilite su participación como protagonista de su propio parto.

d) Al parto natural, respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados por el estado de salud de la parturienta o de la persona por nacer.

e) A ser informada sobre la evolución de su parto, el estado de su hijo, y en general, a que se le haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales…

g) A estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y post parto.

Art.3                                                                                                                            a) Toda persona recién nacida tiene derecho a ser tratada en forma respetuosa y digna.

b) A la internación conjunta con su madre en sala, y a que la misma sea lo más breve posible.

 Propuesta Normativa Perinatal del Ministerio de Salud de la Nación Argentina. Resolución Ministerial Nro 647/2003: 

1) Respeto por la vida de la mujer y su hijo: parto seguro.

2) Inclusión de la familia en todo el proceso de intervención institucional.

3) Servicios para la familia.

4) Respeto de pautas culturales, religiosas, étnicas y personales de la mujer y su familia.

5) No emplear prácticas y procedimientos que no estén respaldados por evidencias científicas.

6) Asistencia respetuosa de la madre en el parto.

7) Atención respetuosa del recién nacido.

8) Normas de procedimientos bien definidos.

• LEY NACIONAL 26.485-2009. Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales.

e) Violencia obstétrica: aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, de conformidad con la Ley 25.929.

•      16 Recomendaciones de la OMS presentes en el informe sobre “Tecnologías de parto apropiadas” publicado por la Organización Mundial de la Salud en abril de 1985. 

1) Toda la comunidad debe ser informada sobre los diversos procedimientos que constituyen la atención del parto, a fin de que cada mujer pueda elegir el tipo de atención que prefiera.

8) Las embarazadas no deben ser colocadas en posición de litotomía (acostadas boca arriba) durante el trabajo de parto ni el parto. Se les debe animar a caminar durante el trabajo de parto y cada mujer debe decidir libremente la posición que quiere asumir durante el parto.

9) No se justifica el uso rutinario de la episiotomía (incisión para ampliar la abertura vaginal).

10) No deben inducirse (iniciarse por medios artificiales) los partos por conveniencia. La inducción del trabajo de parto debe limitarse a determinadas indicaciones médicas. Ninguna región geográfica debe tener un índice de trabajos de parto inducidos mayor que el 10%.

11) Debe evitarse durante el parto, la administración por rutina de fármacos analgésicos o anestésicos que no se requieran específicamente para corregir o evitar una complicación en el parto.

12) No se justifica científicamente la ruptura temprana artificial de las membranas por rutina.

13) El neonato sano debe permanecer con la madre cuando así lo permite el estado de ambos. Ningún procedimiento de observación del recién nacido sano justifica la separación de la madre.

 

 

 

 

Galería

Fiesta PSSI 2011

 

Testimonios

Testimonios de Mamás

1) “Los masajes, el aroma, el calor, la luz tenue, el silencio… todo ese clima nos ayudaba a conectarnos cada vez más.  Sinceramente sentí la libertad de abstraerme y dejarme llevar por las sensaciones que mi cuerpo me invitaba a vivir”.

Lucia, madre de Mateo.

2) “La recompensa fue tan grande que hay que pasar por todo el proceso para apreciarlo Me asombra lo maravillosa que es la naturaleza. Me cambió la vida por completo y fue una experiencia que cada día que pasa la valoro más y más… Me siento una mujer muy afortunada al haber tenido la posibilidad de vivir esta experiencia, no saben lo que se pierden”.

Josefina, madre de Helena.

3)Aprendí del parto: el valor de los minutos, el saber lo que es estar cansada, que el Amor puede más que todo, que hay seres especiales en la vida y las pude conocer, que ser madre es increíble; veo a Santi y no lo puedo creer el bombón que es, que gritar es liberador para el parto.  Realmente vale la pena vivir una experiencia a

Patricia, madre de Santiago.

4) Esos aromas, esa música y ese cuidado en el detalle hicieron que al entrar allí, se abrieran las puertas de un universo distinto, como una realidad paralela… Estamos  simplemente MARAVILLADOS! no tenemos palabras para expresar lo que sentimos, pero el sentimiento más genuino que se nos aparece en estos días es GRATITUD!

Sandra y Gustavo, padres de Fausto.

5) EL PARTO…creo que uno vivencia, todas las cualidades y las experiencias que existen en el alma humana: dolor, alegría, vulnerabilidad, emoción, miedo… Millones de imágenes, recuerdos, sensaciones florecen desde lugares recónditos.

EL PARTO: lo mas angelical y celestial, y al mismo tiempo lo más terrenal y animal. La vida que nace, el niño que llega, una bendición.

Vanesa, madre de Julia.

6) “Qué emoción. Fue un momento único, milagroso, mágico, divino… Catalina estaba sobre mi pecho y nosotros no parábamos de llorar… Ella estaba con nosotros y llegó de la forma más maravillosa que creemos pudo haber nacido”.

Laura, madre de Catalina.

7) “Y así llegó Malena… rodeada de nuestra música, perfumes, luz tenue y profesionales maravillosos, gente luminosa que nos cuidaba. Llegó así gracias al arduo trabajo de su mamá pero también gracias a la fortaleza y contención de su papá”.

Mariana, madre de Malena.

8) “Finalmente el nacimiento de Iñaki no fue como pensaba (sin intervención) pero si como quería! Respetado en todo momento, acompañado por esos seres maravillosos que ponen el cuerpo y el alma para dar lugar al milagro del nacimiento. Hice lo que pude, hasta donde pude y pude parir! Mamás y papás, incluso con peridural o cesárea, ya es otra manera de nacer gracias a estas personas profesionales que generan la posibilidad de lo posible”.

Mariana, madre de Iñaki.

9) “Estoy tan agradecida! Fui tan libre como quise y pude en ese momento! Sentí que estaba tan viva y  muriéndome de felicidad, tristeza, miedo, calor, frío, agotamiento y todo a la vez. Entendía todo y nada. Finalmente lo entendí TODO…”

Gisela, madre de Joaquina.

10) “Joaquín en mi pecho, envuelto en una toalla blanca… Nadie nos separaría, como tampoco nadie sacó a mi hijo de adentro mío. Fui yo quien lo parí, él quien decidió nacer y gente amorosa que me ayudó a recibirlo”.

Araceli, madre de Joaquín.

11) “Imposible querer ordenar aquello que me excede por completo, milagro de la vida al que solo puedo contemplar, asomarme. Agradecida infinitamente  por la posibilidad que se me brindó, por la vida regalada, por poder atravesarlo tan viva, tan despierta”.

Milagros, madre de Jacinta.

12) “Pelotas, aromas, música, masajes, baños, mucha compañía, Estar, dar Amor. El tiempo no existía, la periferia tampoco. El Equipo PSSI me controlaba, me cuidaba, nos cuidaba. La presencia del Equipo era TOTAL pero INVISIBLE”.

Ana, madre de Helena.

13) “Y empezó a sonar un tema en la habitación 625, ese tema que escuchábamos siempre en la preparación antenatal, ese  música religiosa, santa, universal que habla de la fuerza de la vida… y me la pusieron en mis brazos… Después de ese momento tan instintivo, tan animal, “tan merecido”, lo único que quería fue abrazar eternamente a mi hijita y mirarla a los ojos… Gracias por tanto amor que le ponen al trabajo. Dimos vueltas, buscamos desde el principio pero aquel día en que hablamos por teléfono por primera vez, supimos que habíamos llegado a casa”.

Luciana y Juan, padres de Matilda.

14) “En ese momento vi como asomaba la cabeza de nuestra niña y me sentí ancestral, poderosa, estaba entrando en la historia de la humanidad, mi cuerpo me confirmaba que se podía! Nació Isabella, la llamamos por su nombre. Una emoción me inundó, ya nada sería lo mismo, para mi fue un renacimiento. Esto VALE LA PENA. Espero que crezcan y se multipliquen!”.

Luciana, madre de Isabella.

15) “Al dolor hay que conocerlo, sentirlo, observarlo, enfrentarlo, ponerle palabras, gritos, movimiento, miradas, ATRAVESARLO. Es totalmente placentero el mérito de seguir adelante, parir es placentero y todo un aprendizaje”.

Estefanía, madre de León.

16) “Entré en la habitación de PSI, me zambullí en una colchoneta y pedí algo para el sacro. Me dieron calor, masajes y me alentaron a vocalizar…Pujé, salió la cabeza, abrí los ojos… no sé muy bien cómo explicarlo, demasiadas sensaciones en tan poco tiempo!!  El momento más puro y fuerte de mi vida. ..Sentí la música, la luz del atardecer, los aromas, el silencio y el calor de mi bebé sobre mi cuerpo…”

Belén, madre de Benjamín.

17) “EL PARTO…creo que uno vivencia todas las cualidades y las experiencias que existen en el alma humana: dolor, alegría, vulnerabilidad, emoción, miedo. Millones de imágenes, recuerdos, sensaciones florecen desde lugares recónditos. EL PARTO: lo más angelical y celestial, y al mismo tiempo lo más terrenal y animal. La vida que nace, el niño que llega, una bendición”.

Vanesa, madre de Julia.

Testimonios de papás

1) “Un parto no es  humanizado solo por no ser intervenido o acelerado. Creo que es fundamentalmente humanizado, porque en ese momento uno recibe esa ayuda tan generosa, desinteresada y tan cariñosa como la que nos dieron…Hay misterios que el hombre solo tiene que contemplar, acompañar y no controlar. Lloré como un chico mientras la abrazaba a Ro, que se sostenía de mi, y rugía como la leona que fue toda la noche”.

Felipe, padre de Salvador.

2)“Los dolores y los gritos dejaban de ser humanos, la naturaleza con toda su fuerza y sabiduría había tomado el control de su alma- cuerpo y mente y en una clara e indiscutible demostración animal en su mayor esplendor la llevo fuera de toda realidad mundana, la abrazo y la acompaño hasta el momento del alumbramiento.  Y en un instante salió de su interior un grito desgarrador, superior a todos los otros, un grito imposible de repetir en condiciones normales. Y como para no dejar dudas y como regalo adicional al milagro de la vida, el amanecer entró en la habitación, cubriendo con su cálida luz el nacimiento; iluminando mi profundo llanto. Había nacido Benjamín”.

Ariel, padre de Benjamín.

3) “En lo personal fue la mejor experiencia que viví, todo salió mejor de lo que me esperaba. Es verdad que a Flor la vi muy dolorida pero la realidad es que sentía una paz enorme porque en ningún momento la vi sufrir. Creo que el sistema de PSSI no dio la posibilidad de interiorizarnos a fondo en cuestiones de la vida que muchas veces pasamos por alto”.

Francisco, padre de Felipe.

4) “La noche transcurría con tranquilidad, en el cuarto se respiraba armonía, paz, tranquilidad, seguridad, aromas y luna llena. Pocas veces en mi vida estuve tan lleno de felicidad como esa noche, en varios momentos se me llenaban los ojos de lágrimas al ver a Candy en ese estado de gracia, la abrazaba y le decía al oído que la Virgen la estaba abrazando, que siga así, que estaba hermosa y que lo estaba haciendo muy bien”.

Bernardo, padre de Bautista.

5) “Desde un principio yo manifesté que no estaba del todo de acuerdo con esta idea de parto sin intervención. Le costó mucho a Romi convencerme de ir a la primera entrevista… Fue el Equipo PSSI quienes me transmitieron la tranquilidad y seguridad para aceptar esto del parto humanizado…. Tengo que confesar que la experiencia que viví es inolvidable, impagable y super emocionante. El parto clásico de mi primer hijo fue como ir al teatro y ver la obra desde muy cerquita pero éste, el parto de mi segunda hijita, fue como ir al teatro y participar de esa obra. Recuerdos imborrables me quedan de este hermoso nacimiento, que agrandó mi familia a la cual amo con toda mi vida”.

Mario, padre de

6)  “Evidentemente, esto es más largo de lo que debería ser y más corto de lo que podría. A modo de síntesis para los futuros padres, si le ponemos decisión, compromiso, trabajo y tiempo a nuestros deseos: el Programa de Parto Seguro Sin Intervención es un éxito!” Doulas, parteras y médicos son maravillosos, los dolores no son insoportables, la autopista no es interminable y el bolso no es importante!!!”

Andrés, padre de Malena.

7) “Yo sentí que la parte menor es la de sin intervención, es más, me parece casi una consecuencia que puede darse o no de acuerdo a las circunstancias del momento y de cada parto. Lo que sí creo de suma importancia es la parte Humana y siento que aquí se apela a la parte más sublime del Ser Humano. Cada vez que tengo oportunidad de contar la vivencia, lo revivo como algo maravilloso e irrepetible que recomiendo. Me parece que es lo más cerca que uno, como varón, puede estar de dar a luz”.

Marcelo, padre de Lila.

8) “Siempre pensé que los nervios y el miedo se combaten con conocimiento y fe.  Lázaro estaba en camino. Podía sentir el dolor de mi esposa en mi corazón pero sabía que ella lo estaba viviendo con amor, que nada aliviaría ese dolor porque ella no quería que nada lo tapara, sólo su bebé traería el alivio que ella necesitaba. Lázaro llegó y la habitación se llenó de amor… Estoy feliz de haber podido vivir el nacimiento de mi bebé de esta forma y me llena de orgullo y emoción la mujer que tengo a mi lado”.

Marcos, padre de Lázaro.

9) “La grandeza de la decisión de parir no está en el “cómo” (si es sin intervención, clásico,  con peridural-goteo o por cesárea), ni en el heroísmo de aguantar el dolor. Su grandeza esta en decidirse por elegir el ritmo que el barro señala, para permitirle que la luz se abra camino a su modo, y no al nuestro. Un parto respetado implica poner en el centro al Bebé, verdadero y único protagonista de ésta historia. Respeto radical y sagrado, que nos habla del tierno y respetuoso amor que Dios nos tiene”.

Esteban, padre de Pedro.

 

 

 

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables