Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

¿Qué son?Los antibióticos son fármacos que matan o inhiben el crecimiento de bacterias que provocan infecciones en diversas partes del organismo. Las infecciones pueden ser graves o no, de todos modos siempre, ante la presencia de una infección, es conveniente el tratamiento con antibióticos.

¿Qué tipos o clases hay?

Existen diferentes tipos de antibióticos como: penicilinas, aminoglucósidos, glicopetídicos, tetraciclinas, quinolonas, cloranfenicol, lincosamidas, rifamicinas, sulfonamidas, oxazolidinonas, nitroimidazoles.

¿Cuáles son las consecuencias de su uso inadecuado? ¿Es peligrosa la automedicación? ¿Por qué se habla de resistencia a los antibióticos?

Su uso inadecuado puede producir la falla del tratamiento, lo que llevará a la necesidad de recibir otro antibiótico porque la bacteria causante de la infección opone resistencia al tratamiento inicial. Por este motivo es inconveniente la automedicación en este grupo de fármacos, aunque también lo es en todos los demás.

¿Cuáles son los efectos adversos?

Entre los efectos adversos se cuentan los menos graves como la intolerancia gastrointestinal que comprende nauseas, vómitos y diarreas; hasta los más graves como alergias que podrían llevar a la muerte, disminución de la función de algún órgano central como el hígado, la médula ósea, el riñón, etc.

 


Fuente: Ana Fajreldines. Auxiliar. Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Austral.

 

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables