Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Enciclopedia Médica Vacunas

Vacuna Antirrotavirus

Esta vacuna protege contra infecciones gastrointestinales causadas por el rotavirus (RV), se trata de una de las formas de gastroenteritis más comunes en la infancia.

La infección por rotavirus tiene índices altos de mortalidad infantil en América Latina y otros países en desarrollo y es la responsable de un tercio de los ingresos hospitalarios por diarrea y vómitos en todo el mundo. Se trata de un virus muy contagioso y los chicos que corren mayor riesgo de vida son los que tienen entre 36 meses y 6 años.

Se trata de una vacuna que no está contemplada en el Calendario Nacional de Vacunación, sin embargo la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) recomienda su aplicación sobre todo en zonas del país de más alto riesgo. En tales casos deberán evaluarse la circulación viral y el impacto de la inmunización.

En cualquiera de sus diferentes presentaciones se trata de vacunas de administración oral de virus vivo.

Esquema

Se administran dos o tres dosis, de acuerdo a la marca comercial de la vacuna. Los niños pueden comenzar a recibirla a partir de las 6 semanas de vida y el intervalo entre dosis no debe ser menor a un mes.

Vacuna monovalente: se administran dos dosis. La primera entre las 6 y las 14 semanas de vida y la segunda entre las 14 y 24 semanas. Debe respetarse como mínimo el mes de intervalo entre ambas dosis. No será necesario volver a administrar la dosis en casos de regurgitación o vómito.

Vacuna pentavalente: se administra en tres dosis, entre las 6 y las 32 semanas con intervalos de entre 4 y 10 semanas entre cada dosis.

Ambas opciones pueden aplicarse simultáneamente con otras vacunas, a excepción de la antipolio oral, caso en el que se recomienda aplicarlas con dos semanas de diferencia por lo menos.

Forma de aplicación

La vacuna se administra por vía oral y no es necesario hacer ayuno antes o después de la toma

Efectos adversos y contraindicaciones

Pueden aparecer síntomas menores como irritabilidad y falta de apetito. En casos poco habituales pueden darse diarrea, vómitos, dolor abdominal y fiebre.

No debe aplicarse la vacuna en casos de fiebre aguda

Está contraindicada para personas que padecen enfermedad gastrointestinal crónica o malformación congénita no corregida del tracto gastrointestinal; personas con alergia a alguno de sus componentes o quienes presentan diarrea o vómitos en el momento de su administración.

Fuente: Centro Médico Dr. Stamboulian, www.vacunacion.com.ar, New England Jornal of Medicine.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables