Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Enciclopedia Médica Vacunas

Vacuna Antitetánica

El tétanos es producido por la infección de una bacteria conocida como Clostridium Tetnai. Las heridas sucias presentan las condiciones adecuadas para su instalación. Una vez producida la infección, la bacteria puede producir una neurotoxina muy potente, capaz de provocar rigidez muscular y espasmos.

Las poblaciones más afectadas por el tétanos son los recién nacidos y las madres parturientas, generalmente en condiciones higiénicas deficientes. Sin embargo personas de cualquier edad pueden infectarse. Los ancianos y personas con su sistema inmunitario deprimido también corren mayor riesgo de contraer la infección.

La vacuna se basa en una neurotoxina modificada que induce la generación de anticuerpos protectores. Cuando la madre está inmunizada transfiere a través de la placenta el anticuerpo al feto, evitando de esta manera el tétanos neonatal. La vacunación demostró una eficacia superior al 99% en la prevención del tétanos neonatal.

Existen diferentes tipos de esta vacuna que contienen el toxoide y otras que además vienen combinadas contra la difteria y la tos ferina. Es habitual que en casos en que es necesario indicar la vacuna antitetánica se opte por administrarla en sus versiones combinadas.

En caso de presentar una herida el médico deberá evaluar su gravedad y los antecedentes de inmunización antitetánica del paciente, para decidir si es necesaria la vacuna o no.

Se cuentan entre los grupos de riesgo y deberán recibir la vacuna: las embarazadas, amas de casa, trabajadores manuales y rurales, alumnos de escuelas técnicas, equipos de salud, pacientes hospitalizados, personas con operaciones programadas, ancianos y enfermos de tétanos una vez superada la enfermedad, puesto que la infección no deja inmunidad.

 

Esquema

La vacuna antitetánica puede ser Doble (antidiftérica y antitetánica), Triple (antitetánica, antidiftérica y anticoqueluchosa), Cuádruple (antitetánica, antidiftérica, anticoqueluchosa y antihaemophilus), Quíntuple (todas las anteriores más antihepatitis B o antipolio) y Séxtuple o Hexavalente (suma la PVI)

El esquema básico de vacunación antitetánica requiere tres dosis. Entre las dos primeras con un intervalo de un mes y la tercera luego de 6 o 12 meses. Si no se completa este esquema, basta continuarlo en cualquier momento, no es necesario reiniciarlo. El esquema completo otorga inmunidad por 10 años. Por lo que deberá ser aplicado un refuerzo de la vacuna cada 10 años.

En caso de producirse una herida el médico deberá evaluar la necesidad de aplicar la vacuna, en función de la gravedad de la herida y la situación inmunitaria antitetánica de cada paciente.

Las embarazadas deben tener el esquema completo y haber recibido la última dosis en un lapso no mayor a 10 años, de lo contrario deberán recibir una dosis de refuerzo. Aquellas que tengan el esquema incompleto deberán cumplir con las dosis faltantes. No existe registro de efectos nocivos para la gestación.

En todos los casos, la opción de preferencia es la vacuna Doble.

Forma de aplicación

En el muslo a los bebés que no caminan y en el brazo a los niños y adultos.

Efectos adversos y contraindicaciones

Raramente causa efectos adversos y cuando sucede es dolor o enrojecimiento en el lugar de la aplicación.

Aquellas personas que presentan una reacción alérgica a una aplicación de la vacuna tendrán contraindicado completar el esquema.

Fuente: OMS, Centro Médico Dr. Stamboulian, www.vacunacion.com.ar, www.salud.bioetica.org

 

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables