Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Proyecto ECHO en la Argentina: atención médica donde esté la necesidad del paciente

El proyecto ECHO tiene por misión  la desmonopolización y multiplicación del conocimiento médico, y que profesionales del mundo trabajen de manera mancomunada para responder a las necesidades de los pacientes que están alejados de los centros académicos o de alta complejidad. El Dr. Marcelo Silva, del Hospital universitario Austral, explica en qué consiste y cómo se desarrolla este proyecto en la Argentina.

El Proyecto ECHO (Extension for Community Healthcare Outcomes) se originó  en el 2003 en Nueva México por el Dr. Sanjeev Arora para facilitar el tratamiento de los pacientes con Hepatitis C, es un movimiento que surgió con el objetivo de desmonopolizar el conocimiento médico y expandir la atención de calidad a personas alejados de los centros médicos de referencia generalmente localizados en las grandes ciudades de distintas partes del mundo.

El Dr. Marcelo Silva, Jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Universitario Austral e impulsor de ECHO en la Argentina, explicó: “como médicos, no nos tenemos  que conformar con cuidar y tratar al paciente que viene a vernos a los hospitales de referencia porque ahí suele haber mayor  conocimiento y experiencia en el manejo de enfermedades complejas”. Y aseguró que “el modelo de salud hospital céntrico no suele ser eficiente al momento de dar respuesta a enfermedades ambulatorias complejas que están distribuidas a lo largo y ancho de grandes regiones. Tenemos que actualizar el sistema de atención, y generar un modelo en red que le permita a los pacientes no tener que trasladarse cientos o miles de km para atenderse de ésta y otras patologías ambulatorias. A través del proyecto ECHO ayudamos a fortalecer los conocimientos de médicos del interior del país y facilitamos el acceso al cuidado médico a pacientes que están en zonas alejadas.  Entonces, se trata de multiplicar ese saber, democratizarlo y llevarlo a donde está la necesidad”.

Desde sus inicios, ECHO ya logró armar una red de más de 3.000 profesionales y atendió a más de 6.000 pacientes de todas partes del mundo. En la Argentina, ya se han tratado cerca de 1.700 pacientes (según el registro LALREAN ECHO) y las provincias involucradas actualmente en los distintos programas ECHO son Jujuy, Salta, San Juan, La Rioja, Santiago del Estero, Chaco, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Tucumán, Bs As y Tierra del Fuego. El sistema, basado en la telemedicina, permite que cada médico tratante  participe desde su lugar de residencia, se revisen los casos junto a colegas de centros académicos y se tomen decisiones de manera conjunta.

“No se necesita una tecnología muy sofisticada ”, aseguró el Dr. Silva. Y agregó: “Lo importante  es definir una sistemática de trabajo que permita discusiones ordenadas de las distintas  patologías ambulatorias complejas y de aquellas enfermedades que tienen limitaciones en su cuidado y tratamiento  por estar  lejos de un centro de referencia en la especialidad”.

El Servicio de Hepatología del Hospital Universitario Austral lanzó el Proyecto ECHO en el país hace cuatro años y hoy atiende por ésta metodología clínicas de Hepatitis Virales, de Cáncer de hígado, de Trasplante hepático y, dentro de poco, de Hígado graso. El Dr. Silva explicó: “Según la OMS, los modelos como ECHO complementan de manera eficiente la respuesta de los Programas Nacionales de Hepatitis Virales. Ello resulta indispensable si es que pretendemos cumplir con las metas de la OMS que proponen eliminar la Hepatitis C para el 2030. Aunque la eficacia de los tratamientos actuales de la hepatitis C es altísima, mayor del 95%, para semejante trabajo no  alcanzan los aproximadamente 400 hepatólogos que hay en el país. Se necesitan más de 10.000 médicos que se involucren en éste desafío y sean capaces de detectar a los enfermos, evaluarlos correctamente y acercarlos a éstos “nodos” de ECHO u otros para tratarlos eficientemente . Por eso, el cambio que se requiere es revolucionario y súper complejo de llevar a adelante”.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables