fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Angioplastias ambulatorias: por primera vez en la Argentina se comprueba su beneficio

De acuerdo con la investigación, que realizó el Servicio de Hemodinamia del Hospital Austral, es posible que un paciente regrese a su casa el mismo día de la operación.

En la Argentina se realizan por año entre 8000 y 10000 angioplastias coronarias aproximadamente, de las que un 50% son programadas”, afirmó el Dr. Juan Manuel Telayna, Jefe del Servicio de Hemodinamia y Terapéutica por Cateterismo del Hospital Universitario Austral. Allí se realiza un volumen de aproximadamente 30 angioplastias coronarias por mes de las cuales el 40% son programadas. Es decir que, con esta nueva modalidad de tratamiento, 12 de cada 30 pacientes operados por angioplastias pueden volver a su casa el mismo día de la intervención.

Esta metodología implica un gran avance en cuanto a la calidad terapéutica, pero también en relación al confort del paciente. Además, “es un gran desafío para los profesionales ya que se trata de un cambio del paradigma del cuidado de los pacientes en el post angioplastia inmediata, especialmente para la Cardiología Clínica, acostumbrada a que los pacientes permanezcan internados en Unidad Coronaria hasta el día siguiente de la intervención” refirió el Dr. Telayna.

A su vez, es importante remarcar la recuperación psicológica y anímica que significa para el paciente poder estar tranquilo y descansar en su casa la primera noche luego de la angioplastia. De todas formas, para la seguridad del paciente se le hace entrega de los números de contacto para que, ante una duda, se comunique con los profesionales.

“Lo que se ha advertido en las entrevistas del día siguiente con estos pacientes, es que se encuentran muy bien emocionalmente y eso favorece la recuperación física”, reveló el especialista.
En cuanto al tratamiento, los especialistas aseguraron que se mantiene la misma eficacia en el procedimiento pero con otra modalidad. “Después de la operación el paciente vuelve al día siguiente, se le realiza una entrevista clínica, un examen físico, un examen del acceso vascular y un electrocardiograma”, aclaró el Dr. Telayna.

Los 100 casos fueron positivos, es decir, que no presentaron complicaciones.

Es la primera investigación que se ha hecho en el tema. El trabajo fue presentado en la International Academy of Cardiology 17th World Congress on Heart Disease en Canadá en el 2012.

Testimonios

Juan Carlos B. (67 años) es el nombre de uno de los primeros 100 pacientes que fue sometido a una angioplastia ambulatoria en la Argentina. Luego de tres angioplastias comunes, acostumbraba a realizarse estudios de rutina de manera preventiva. Tras el resultado de un estudio de cámara gama, los profesionales descubrieron que uno de sus stents no funcionaba correctamente. “En ese momento me enteré que tenía que hacerme una nueva angioplastia, pero esta vez de carácter ambulatorio”, comentó el paciente. “El Dr. Telayna siempre me brindó mucha tranquilidad. Regresar a mi casa ese mismo día fue fantástico”, concluyó. Hoy, casi a un año de la última operación, Juan Carlos disfruta de la vida en familia y de su pasión: el golf.

Por su parte, el miércoles 28 de noviembre -a las 11 de la mañana-  Ernesto R. (62 años) entró al quirófano. Ese día a las cuatro de la tarde ya se encontraba en su casa. Resulta que, a través de un estudio, los médicos le detectaron una arteria coronaria muy comprometida. Por ese motivo, y para evitar un posible infarto, los profesionales decidieron realizarle una angioplastia ambulatoria. “Entré al quirófano sin síntomas y me fui a mi casa sin síntomas”, contó. Ernesto está casado y tiene cuatro hijos. Su hobbie es la fotografía. “El mismo día que me operé volví a casa y me puse a ver fotos de viajes y las edité. Eso fue impagable, llegar a casa y poder hacer lo que más me gusta. Pensé que estaría en cama para recuperarme pero, la verdad, es que no sentía nada”, reveló. “La calidad humana de los profesionales es lo que más destaco. Me sentí muy bien durante todo el proceso, cuando llegué a casa y me puse a hacer cosas, me olvidé completamente que ese día me habían hecho una operación”.

Rafael A. (67 años) manifestó la satisfacción que le produjo poder recuperarse en su hogar. “Me operaron a la mañana y a última hora de la tarde me enviaron a casa. Miré la tele, cociné y leí el diario tranquilo. Al día siguiente volví al hospital sólo  para hacerme los controles correspondientes y luego regresé a los 15 días para hacerme otros chequeos”, comentó. Hoy, Rafael camina asiduamente cuatro km y disfruta de sus paseos en bicicleta.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables