fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Celulitis: ¿enfermedad o problema cosmético?

Se sabe que aproximadamente el 80% de las mujeres presenta Lipodistrofia Periférica Fisiológica Benigna (LPFB), afección conocida popularmente como “celulitis”.

De hecho, el 99% de todas las personas que presenta este fenómeno son mujeres, ya que aparece debido a la vinculación de los estrógenos (hormona femenina) con el tejido graso.

“En el caso de los hombres sólo se da cuando hay exceso de estrógenos, por ejemplo en presencia de insuficiencia hepática, tumores  productores de estrógenos o síndromes de feminización”, dijo la Dra. Laura Ximena Caldevilla, medica del staff de Cirugía Vascular Periférica y Flebología del Hospital Universitario Austral (HUA).

“La LPFB se produce por crecimiento de las células del tejido graso con formación de fibrosis (tejido cicatrizal) y acumulación de líquido entre ellas, con el aspecto característico de la “piel de naranja”. Normalmente se observa en las piernas, las pantorrillas, los muslos, los glúteos, el abdomen y los brazos”, detalló la especialista.

La celulitis no está considerada como una enfermedad sino como un problema cosmético determinado genéticamente y que se desarrolla sobre todo en cuatro etapas de la vida de la mujer: adolescencia, embarazo y menopausia, además de todos aquellos momentos en los cuales las hormonas tienen mayor actividad. Por otro lado, la ingesta de anticonceptivos orales también puede estimular su aparición.

Además, la LPFB empeora con todo aquello que aumenta la acumulación de tejido graso como por ejemplo seguir una dieta rica en grasas y carbohidratos, no hacer ejercicio, no beber agua en cantidades adecuadas, tener obesidad o fumar.

“En cuanto a la clasificación, podemos encontrar la LPFB flácida caracterizada por el tejido móvil y de poca consistencia, que afecta a las personas sedentarias o a aquellas que subieron y bajaron bruscamente de peso; la edematosa que a diferencia de la anterior es dolorosa y además presenta nódulos. Ésta se localiza en los miembros inferiores y afecta sobre todo a las mujeres jóvenes; y la compacta que es firme, presenta nódulos observables fácilmente y puede llegar a ser dolorosa. Se localiza preferentemente en cara externa de muslos y rodillas y afecta mujeres deportistas y jóvenes”, enumeró la Dra. Laura Caldevilla.

Claves para el tratamiento

Más allá de los métodos específicos que se valen de la tecnología, hay algunas medidas que pueden ayudar a mejorar el aspecto de la celulitis. Entre éstas se cuentan:

Realizar caminatas de entre 30 y 60 minutos.
-Tomar 2 litros de agua por día.
No fumar.
-Evitar los azucares refinados.
Reducir la ingesta de grasa.
No tomar café.
Evitar el consumo de alcohol.
-Tener en cuenta el efecto de los anticonceptivos orales.
-Utilizar cremas anti celulíticas.

“Por su parte, entre los tratamientos contamos con la utilización de contractores musculares que aumentan el tono muscular mejorando la flacidez; la mesoterapia que mediante la administración intradérmica o subcutánea de distintos fármacos a dosis pequeñas, por medio de múltiples microinyecciones, tiene efecto reafirmante o lipolitico (disolución de grasa); el ultrasonido que produce movimientos vibratorios provocando un micromasaje a nivel de las células, y se utiliza combinado con la mesoterapia y la presoterapia secuencial (un par de botas formadas por 12 segmentos de presión cada uno, que van colocadas una en cada pierna, produciendo un masaje que favorece el drenaje de líquidos de los tejidos)”, especificó Caldevilla.

Por último, hay algunos aparatos como el ultracavitador que posibilita la puesta en marcha de una técnica no invasiva que mediante ondas ultrasónicas de alta potencia rompe la célula grasa sin dañar el tejido circundante; la radiofrecuencia: radiaciones electromagnéticas que aumentan la temperatura del tejido graso y de la piel, favoreciendo el drenaje linfático con la disminución de líquido entre las células grasas, mejorando la circulación local y provocando la formación de nuevo colágeno; y el láser que aumenta el consumo de células grasas, incrementa la circulación sanguínea eliminando toxinas de los tejidos y estimula la formación de nuevas células.

La endermologie es otro método viable para el tratamiento de la celulitis ya que moviliza el tejido afectado destruyendo los trayectos fibrosos y liberando el agua retenida en el proceso celulítico.

Contacto:
*Dra. Laura Ximena Caldevilla
Medica del Staff de Cirugía Vascular Periférica y Flebología
Hospital Universitario Austral
LCALDEVI@cas.austral.edu.ar

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables