fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Señalan la importancia de identificar dos indicadores que pueden predecir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y cáncer

Recientemente, se dio a conocer un estudio realizado por la Dra. Kathryn Britton, del Hospital Brigham and Women de Boston, en Estados Unidos, según el cual el lugar del organismo en donde se localiza la grasa, así como también el diámetro del abdomen, son dos factores que indicarían o incrementarían la probabilidad de sufrir riesgo cardíaco y de padecer algún tipo de cáncer.

De hecho, según el estudio, quienes tienen la grasa localizada en el abdomen presentan mayor riesgo de sufrir patologías cardíacas que aquellos que tienen el mismo nivel de sobrepeso u obesidad, pero su grasa se localiza en otras áreas del cuerpo.

“Dada la epidemia mundial de obesidad, la identificación de las personas con alto riesgo es importante porque nos permite dirigir medidas preventivas y terapéuticas”, explicó la Dra. Britton.

“Medir el perímetro de cintura permite conocer el volumen del abdomen y el nivel de grasa que hay en la panza de una persona. Esto es muy importante porque ese tipo de grasa es la que produce diabetes, triglicéridos y HDL bajo (colesterol bueno)”, consignó el Dr. Alfredo Lozada, médico del consultorio de Cardiología del Hospital Universitario Austral (HUA).

El especialista también dio un consejo respecto a cómo llevar a cabo la medición: “Si se mide en donde se pone el cinturón –que es más abajo- no sirve del todo porque la panza queda por arriba, y no podemos tener el parámetro correcto”.

Además, desde el punto de vista de la detección de potenciales pacientes, hay que cumplir con otros parámetros como la medición de la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos; además de la cesación tabáquica y el control de la existencia de antecedentes de enfermedades en la familia, especialmente de eventos cardiovasculares precoces.

En relación a cuándo alarmarse, el Dr. Lozada especificó: “En el caso de las mujeres, cuando la cintura mide más de 88 centímetros, y en los hombres cuando pasa los 102 hay que considerarlo ‘anormal’. Si a eso le sumamos que la persona tiene antecedentes de familiares diabéticos o con presión, triglicéridos o HDL, resulta imprescindible bajar el volumen de grasa abdominal”.

Más datos sobre el estudio

En el marco de la mencionada investigación, cuyos resultados integran la reciente edición del Journal of the American College of Cardiology, se analizaron los datos de 3.086 participantes (con una edad media de 50 años) involucrados en el estudio Framingham Heart, una de los mayores estudios poblacionales sobre salud realizado hasta el momento.

Los investigadores llevaron a cabo las mediciones mediante un escáner de grasa abdominal, de tejido adiposo alrededor del corazón y de la arteria aorta, y además realizaron un seguimiento durante 7 años para detectar la aparición de problemas cardiacos o de cáncer.

Durante el seguimiento se detectaron 90 problemas cardiovasculares, 141 casos de cáncer y 71 muertes. “La grasa abdominal se asoció con un aumento del 44% del riesgo de enfermedad cardiovascular y 43% para el de cáncer”, consignaron los investigadores.

“Contrariamente a los estudios publicados antes  que sólo se comparaba el IMC y la circunferencia de la cintura, la presencia de grasa abdominal mejoró la capacidad de predecir la enfermedad cardiovascular, respaldando la hipótesis de que la grasa abdominal puede estar sustentando en parte la asociación entre la grasa corporal y las presencia de enfermedades cardiovasculares o cáncer”, completó Caroline Fox, otra autora de las autoras del estudio e investigadora en el Laboratorio Nacional para la Sangre, el Corazón y el Pulmón, institución responsable del estudio de población Framingham.

Contacto:
*Dr. Alfredo Lozada
Médico del consultorio de Cardiología
Hospital Universitario Austral
ALOZADA@cas.austral.edu.ar

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables