fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

¿Qué es y cómo trabaja la terapia fotodinámica?

En los últimos años creció mucho la concientización respecto a la importancia de prevenir la exposición solar excesiva, y por ende cuidar la piel.

Junto con esa noción, comenzaron a desarrollarse técnicas para tratar el daño generado por la radiación; aunque también por supuesto para abordar problemas más severos.

Una de ellas es la Terapia Fotodinámica (TFD), un procedimiento en el cual intervienen tres factores: una sustancia fotosensibilizante  que se aplica sobre la piel y reacciona ante la exposición a una luz, la fuente lumínica (lámpara) y el oxígeno del ambiente.

“A raíz de esa combinación se produce una reacción oxidativa en las células que están reproduciéndose más rápidamente y están alteradas, por ejemplo por la exposición a la radiación ultravioleta (sol, camas solares). Esto quiere decir que su efecto es bastante selectivo, porque actúa sobre las lesiones de la piel tanto pre-cancerosas como cancerosas, sin afectar las zonas sanas”, refirió la Dra. Ana De Pablo, médica del staff de Dermatología del Hospital Universitario Austral (HUA).

“Esta técnica está indicada para el tratamiento de las lesiones pre-cancerosas llamadas queratosis actínicas, especialmente cuando son múltiples y se ubican en zonas en las cuales se busca una rápida mejoría”, completó la especialista.

No obstante, con la TFD, también pueden tratarse carcinomas de la piel superficiales, ubicados en áreas del cuerpo que no representen riesgo, donde la posibilidad de persistencia del tumor, de recaída o de que éste se vuelva invasor son bajas.

“El tratamiento de elección para el cáncer de piel es la cirugía, pero en ocasiones existen otras alternativas, entre las que se encuentra la TFD. El éxito que se pueda tener con esta técnica, dependerá de la correcta selección de la zona a tratar”, sostuvo la Dra. De Pablo.

En cuanto a la posibilidad de acceder a esta técnica, la especialista comentó que la TFD está disponible en algunos centros del país. “En el HUA se la aplicó para cáncer de piel hace aproximadamente 5 años cuando llegaron los productos, aunque se trata de un procedimiento muy costoso, que no está contemplado por ninguna cobertura médica”.

“Actualmente lo que hacemos es terapia fotodinámica para el rejuvenecimiento facial, que se tolera bien, aunque es posible sentir ardor o dolor en la zona tratada al momento de la aplicación. El objetivo es disminuir o quitar las manchas de la piel, mejorar sus características y disminuir los signos del envejecimiento cronológico más el asociado al daño solar crónico. La recuperación del procedimiento es rápida (pocos días a 1 semana) y el resultado cosmético excelente”, finalizó la Dra.

Contacto:
*Dra. Ana De Pablo
Médica del staff de Dermatología
Hospital Universitario Austral
ADEPABLO@cas.austral.edu.ar

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables