fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Cómo afecta el calor a la calidad del sueño

La realidad es que deberíamos dormir más de lo que dormimos ya que el organismo no está preparado para hacer frente a situaciones tan extremas. De acuerdo con el Dr. Daniel Pérez Chada, Director de la Clínica del Sueño del Hospital Unviersitario Austral, en 40 años hemos perdido dos horas de sueño. “Estamos forzando el organismo a algo para lo que no está diseñado. Además, de la cantidad del sueño, la calidad del sueño es lo importante”, explicó.

En relación a esto, el especialista detalló que al dormir se produce un discreto descenso de la temperatura corporal. Cuando la temperatura en el ambiente es alta nuestra capacidad de perder  la temperatura corporal es limitada y no logramos conciliar un sueño reparador. Se concibe un sueño fragmentado que genera abatimiento, cansancio, somnolencia, etc.Todo esto, interfiere –además- con procesos propios del organismo como la producción de hormonas que se producen durante el sueño (como la hormona de crecimiento y la melatonina).

El Dr. Pérez Chada hizo una mención aparte sobre la apnea, una de las enfermedades más importantes dentro  de las alteraciones del sueño que compromete alrededor del 9% de los hombres y del 3% de las mujeres.  Resulta que estos pacientes suelen acudir  a las consultas por sus compañeros de noche,  porque por si solos no se dan cuenta del problema. Estos pacientes se quejan de irritabilidad, somnolencia diurna, cansancio, dificultades de comunicación, problemas de memoria. El impacto de este problema es responsable de importantes enfermedades como arritmia, hipertensión, accidentes cerebro vasculares (ACV)  y eventos coronarios. Esto se debe a que el organismo no está preparando durante las horas de sueño a estar expuesto a dormir y despertar. 

Consejos

Cualquier mecanismo que nos ayude a perder calor ayuda. Sobre los eventos climáticos no podemos hacer nada, pero podemos prevenir, por ejemplo, evitando las comidas abundantes durante la noche, evitando el alcohol y todo lo que sea estimulante para nuestro organismo antes de ir a dormir.

La restricción del sueño siempre nos hace más vulnerables frente al mundo, por eso es importante conciliar el sueño. Esto genera un aumento de la irritabilidad; y produce conductas de mayor desinhibición. Se trata de reacciones temerarias que pueden jugar un papel importante en los accidentes viales.

Dr. Daniel Pérez Chada
Jefe del servicio de Neumonología
Director de la Clínica del Sueño
Hospital Universitario Austral

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables