fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Los “primeros 1.000 días”, centrales para el desarrollo del niño

Habitualmente se hace habla de los primeros años de vida de un niño como los fundamentales para su desarrollo nutricional y cognitivo. Sin embargo, lo cierto es que esto empieza mucho antes. 

Por eso, desde hace algún tiempo se trabaja el concepto de “primeros 1.000 días”, a menudo caracterizados como “críticos”, entendiendo a los comprendidos en los 9 meses de embarazo (270) y a los de esos primeros 2 años de vida (730). 

“Sabemos que en este período una adecuada nutrición puede cambiar la expectativa de vida de un niño, ya que tiene un profundo impacto en el crecimiento y aprendizaje. El inconveniente al que nos enfrentamos es que pese a que la desnutrición es aún la principal causa de muerte en todo el mundo debido a que puede debilitar el sistema inmune y por ende generar una mayor susceptibilidad frente a enfermedades comunes, no existe todavía una noción sobre lo importantes que son estos primeros 1.000 días”, comentó la Dra. María Elena Cuencio Rodríguez, jefa de residentes de Pediatría del Hospital Universitario Austral (HUA). 

Por eso, los medios de comunicación, las sociedades científicas y las universidades deben hacer foco en la importancia de la alimentación en esta etapa, tanto  al frente al equipo de salud como a los padres.

“Los puntos más importantes son: el refuerzo de la alimentación materna durante el embarazo, la implementación de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y prolongada hasta los 2 años, y la incorporación -a partir de los 6 meses- de una dieta acorde a la edad”, puntualizó Cuencio y reforzó: “Esta es la manera de  asegurarnos una alimentación con los contenidos nutricionales adecuados (hierro, vitaminas, proteínas, etc.)”. 

Para finalizar, cabe destacar que la adecuada nutrición -rica en micronutrientes como vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales- es fundamental en el embarazo, dado que los bebes que están desnutridos en el útero presentan mayor riesgo de morir en la infancia y más probabilidades de padecer déficit cognitivos y físicos permanentes, así como también enfermedades crónicas.

Contacto: 

Dra. María Elena Cuencio Rodríguez
Coordinadora Médica de la Unidad Pediatrica Móvil.
Médica pediatra del área ambulatoria del HUA
Hospital Universitario Austral
MCUENCIO@cas.austral.edu.ar

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables