fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

10 cosas que tenés que saber sobre la lactancia materna

Por eso, recurrimos a tres de las personas que más saben -las licenciadas en Enfermería Carmen Martínez, Paola Llanes y Sunilda Gutiérrez- porque son las que todos los días están con las mamás, ayudándolas a acercarse a sus hijos de la mejor manera para contribuir a ese vínculo. ¡Gracias a ellas, elaboramos este decálogo!

1-Es fundamental que en sus primeras dos horas de vida, un recién nacido tenga contacto con el pecho materno. De hecho, en Nursery del Hospital Austral–donde hay internación conjunta- se trabaja en la lactancia exclusiva, y el  servicio de Neonatología cuenta  con un lactario para las madres de los chicos internados en la Unidad de Cuidados Intensivos, y el ingreso al mismo es irrestricto.

2-Aún el calostro – líquido secretado por las glándulas mamarias los primeros días después del parto-  es suficiente para los recién nacidos.

3-Como los bebés tienen que aprender a succionar, es fundamental contener a las mamás los primeros días, así como también enfocarse en el cuidado de los pezones. En este sentido, es vital que la mamá quiera amamantar, porque de esa forma los obstáculos pueden superarse.

4-Un bebé prematuro (dependiendo de su edad gestacional) puede estar en condiciones de succionar, pero también puede tener que recibir leche humana a través de una sonda orogástrica (SOG). Aún así, es importante el estímulo de pecho.

5-Las enfermeras están para ayudar y fomentar la lactancia. ¡Consultales tus dudas! Ellas seguro sabrán cómo ayudarte.

6-La lactancia materna promueve la involución  uterina, disminuye el riesgo de cáncer de mama y ovario, así como también de osteoporosis, mejora la autoconfianza en el cuidado del recién nacido y disminuye los gastos familiares.

7-En el caso de los bebés, previene eccemas, infecciones urinarias, diabetes  tipo 1, gastroenteritis y enfermedad inflamatoria intestinal, otitis media, infecciones respiratorias, muerte súbita y sepsis.

8-Además, por supuesto, fomenta el vínculo madre e hijo, y ayuda al bebé a evitar el “shock” de los primeros minutos de vida, donde lo invaden el ruido, la luz, etc.  También mejora el desarrollo cognitivo del niño.

9-
Como mamá, debes constituir la toma frecuente y vaciar los pechos en cada una de ellas. Eso te garantiza el éxito de la lactancia.

10-Amamantar es un arte y debe ser realizado ¡con paciencia! Pero no te olvides que si amamantas, tenés a tu bebé en brazos, y por ende hay contacto físico, situación que colabora  en los despertares espontáneos.

Dato extra: La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusiva hasta los seis meses, y continuándola hasta los dos años pero complementándola con otros alimentos que deben ser incorporados de a poco.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables