fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Cirugía láser para tratar la transpiración excesiva

Los pacientes que padecen hiperhidrosis primaria son personas que tienen una transpiración excesiva, predominantemente, en palmas, axilas y pies. “Se llama primaria porque no es originada por ninguna otra enfermedad. El responsable de este tipo de sudoración es el sistema simpático, parte del sistema nervioso autónomo.

Este sistema, como su nombre lo indica, es involuntario y se activa cuando el individuo se enfrenta a una situación de emergencia o de estrés”, define el Dr. Juan Braga Menédez, especialista del servicio de cirugía torácica del Hospital Universitario Austral. Por este motivo,  la transpiración es una sudoración fría, propia de una persona que está próxima a rendir un examen.

Aunque históricamente se trató a la hiperhidrosis como una cuestión meramente estética, en la actualidad, afecta a la vida social, laboral y cotidiana del paciente.  “En el caso de la hiperhidrosis palmar son personas que deben estar casi permanentemente secándose las manos, si tienen un trabajo de oficina o si son estudiantes que deben escribir a mano, les sucede que borronean la tinta de lo que escriben porque mojan el papel”, desarrolla el especialista. Además, este padecimiento, puede inhibir a algunas personas a saludar dando la mano, vestirse de oscuro siempre (en caso que el sudor sea excesivo en las axilas) y cambiarse de ropa varias veces al día.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que padece una persona con este problema, “imaginemos además que se vive todos los días durante todo el día y empeora con el calor en el verano o en situaciones de estrés”, enfatiza.

Cirugía láser para la hiperhidrosis
El paciente recurrirá a esta cirugía, en aquellos casos en que ha intentado otros tratamientos médicos disponibles, tales como lociones y desodorantes, y no ha obtenido resultados satisfactorios o duraderos en el tiempo. De acuerdo con el Dr. Braga Menéndez existe desde hace muchos años la corrección quirúrgica definitiva de este problema que consiste en seccionar el nervio causante de este tipo de transpiración. Se trata de la Cadena Simpática que, tanto para las palmas y las axilas, transcurre en el tórax. Esta cirugía puede llevarse a cabo a través de un abordaje mínimamente invasivo llamado videotoracoscopia. Para esto es necesario realizar una anestesia general, entonces, con el paciente dormido se introduce una cámara de video y se secciona la Cadena Simpática en ambos lados del tórax. El dolor dependerá un poco de cada paciente pero, al tratarse de una cirugía mínimamente invasiva, no es especialmente dolorosa y habitualmente se maneja satisfactoriamente con analgésicos comunes tomados vía oral.

Ventajas de la cirugía láser
La posibilidad de evitar una incisión por cada lado del tórax, es una de las mayores ventajas de la cirugía láser. “La fibra que utiliza el láser para llevar el haz de luz y seccionar la Cadena Simpática tiene un diámetro tan pequeño que pasa por adentro de una aguja de las que se utilizan a veces para poner un suero o sacar sangre. Por lo tanto solo se requiere hacer una incisión de cinco milímetros para poder introducir la cámara”, afirma el médico. En síntesis, con esta técnica solamente se realiza una incisión de 5 milímetros de cada lado del tórax por lo que el dolor postoperatorio es menor, con un mejor resultado estético.
 
Resultados: luego de realizar esta cirugía los resultados son muy positivos, ya que al seccionar la Cadena Simpática se interrumpe el mecanismo que provoca la hiperhidrosis, siendo la satisfacción en cuanto al cese de la transpiración en palmas cercano al 100% y en axilas al 80%.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables