fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Quirófano: un área clave dentro del Hospital

El Quirófano es un área dentro del Hospital donde se opera, o se interviene quirúrgicamente, a los pacientes. Funciona las 24 horas del día, los siete días de la semana y allí se atienden intervenciones programadas o de urgencia, con internación o ambulatorias.
La coordinadora del Quirófano, la instrumentadora Mariná Oroná, refirió que el Quirófano del Hospital Universitario Austral funciona desde el año 2000 –fecha en que se fundó el Hospital- y desde entonces realiza procedimientos de variada complejidad, siempre teniendo como eje principal al paciente. “Nuestra principal función una vez que el paciente ingresa al Quirófano es darle toda la atención, cuidados y contención que necesite durante el transcurso de la cirugía y en las primeras horas de su recuperación”, sintetizó Oroná.
En la actualidad, el área quirúrgica del Hospital Austral se divide en dos plantas, una ubicada en el primer piso y otra ubicada en el sexto y último piso. El Quirófano que ocupa el primer piso consta de 1350 metros cuadrados que alberga nueve bloques quirúrgicos para las diversas especialidades médicas, y un espacio reservado para las cirugías de urgencia. Cuenta además con un sector ambulatorio y salas de cuidados pos anestésico. El Quirófano del sexto piso está destinado exclusivamente a obstetricia y maternidad, con un bloque para cesárea, sos salas de parto y un sector dilatante. Oroná describió que los quirófanos se encuentran igualmente provistos de modo que pueden realizar cualquier tipo de cirugías. Cuentan con equipamiento de alta tecnología que se reemplaza y actualiza según los avances y las nuevas técnicas quirúrgicas, y un sistema de filtro absoluto de partículas del exterior de recambio de aire para garantizar las condiciones de asepsia, aspecto fundamental para evitar la contaminación que pueda derivar en futuras infecciones intraquirúrgicas.

Cuidados máximos
El circuito que atraviesa el paciente para someterse a una intervención quirúrgica comienza, salvo en casos de urgencia, en el consultorio del médico. Allí se conversa sobre la cirugía, el antes y el después, y conceptos básicos sobre la anestesia. En caso de operaciones de alta complejidad, se concreta una consulta pre quirúrgica con el anestesiólogo.

“Toda intervención quirúrgica es un momento de estrés para el paciente”, resumió el Dr. Fernando Cacheiro, anestesiólogo y jefe de Quirófano, quien agregó que incide cómo esté preparado el paciente para ese día, por eso es fundamental la tarea del consultorio y del cirujano.

“Existen pasos previos, en los que el paciente se informa de cómo será el procedimiento y pregunta e interactúa con los profesionales implicados. Esto conlleva a que el paciente se sienta atendido, cuidado, y esto genera confianza”, manifestó Cacheiro.

Luego, una instrumentadora se contacta con el paciente 24 horas antes de su intervención para informarle los cuidados y requerimientos previos a la cirugía (ayunos, baños pre quirúrgicos…). Confirma su identidad y los datos básicos de la operación, e informa sobre los pasos de internación (lugar, horario, entrega de documentación, estudios pre quirúrgicos y consentimientos informados).

El día de la intervención el paciente se presenta en el Área de Internación donde se lo identifica con una pulsera que lo acompañará durante su internación. Luego, se lo deriva al Quirófano y es recibido por una instrumentadora que lo traslada hasta el área de control y preparación donde es atendido por enfermería.

“Una vez que el paciente ingresa al Quirófano es de vital importancia chequear su correcta transferencia. A medida que el paciente pasa de un sector a otro, debe darse también una correcta transferencia de información (identidad del paciente, tipo de cirugía, tipo de anestesia y otras particularidades). Así, la información se chequea, se agrega, se actualiza, y se evita que surjan posibles problemas”, puntualizó el Dr. Cacheiro. Parte de los datos se confirman incluso con el paciente, si está en condiciones de responder.

Después de la cirugía, se revisa que todo haya salido como corresponde y se transfiere al paciente hacia el área de cuidados pos anestésico. Una vez que la persona está en condiciones se la traslada al sector que corresponde (ambulatorio, o una habitación para su internación o a terapia intensiva).

Interacción
Si bien el cirujano es quien lleva adelante la operación, necesariamente trabaja en equipo y en interacción con los diferentes servicios del Hospital. Dentro del área quirúrgica se halla el personal de enfermería, instrumentadoras, técnico de anestesia, farmacia, rayos X, camilleros, personal administrativo, gente de limpieza y ropería. Mariná Oroná comentó que el rol de la instrumentadora dentro del área de Quirófano es fundamental por la diversidad de tareas que cumple. Desde la recepción del paciente con todos los cuidados y atenciones necesarias, pasando por tareas de secretaria, hasta la coordinación general y asistencia la cirujano durante la práctica quirúrgica.

Oroná añadió que el Quirófano necesita además sectores como esterilización, farmacia depósito de insumos biomédicos, mantenimiento y bioingeniería. Estos se suman a otros servicios implicados como ser admisión de internación, clínica médica, enfermería, laboratorio, imágenes, hemoterapia, anatomía patológica, departamento comercial y gestión de quirófano. “La tarea de cada uno es fundamental para que un procedimiento quirúrgico pueda ser llevado a cabo. El quirófano refleja el verdadero espíritu de servicio”, aseguró la instrumentadora.

En cuanto al aspecto más humano que vincula a cirujanos, anestesiólogos, enfermeras e instrumentadoras con el paciente, el Dr. Cacheiro sostuvo que “uno se involucra y nunca está ajeno a los que le sucede al paciente. Los años, la formación y la experiencia ayudan a que durante la cirugía, uno pueda separar los sentimientos del trabajo que se tiene entre manos. Sabiendo que el paciente que está en la camilla es una persona que está sufriendo o atravesando un momento de tensión”. Oroná añadió que el sector quirúrgico cuenta con personal de elevada calidad humana y capaz de trabajar en situaciones críticas y en un entorno cambiante.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables