fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Presentan al Papa campaña para favorecer el acceso a la cura de la Hepatitis C

Silva y PapaEn el mundo se producen más de 1 millón 400 mil muertes al año por hepatitis virales, pese a que hay disponibles vacunas muy eficientes para las hepatitis A y B, y que gracias al desarrollo de novedosas terapias, el 95% de los pacientes con hepatitis C crónica puede curarse.

Sin embargo, en nuestro país, los últimos avances en investigación siguen brillando por su ausencia. Ocurre que de los nuevos fármacos disponibles desde finales de 2013 –revolucionarios por su acción ya que actúan sobre la replicación del virus, tienen pocos efectos colaterales y son tan potentes que han logrado reducir los tiempos de tratamiento de un año a períodos de 12 o 24 semanas- sólo uno está aprobado. Se trata del Daclatasvir, perteneciente al laboratorio Bristol-Myers Squibb Argentina.

Si bien se cree que a fin de mes estará disponible Simeprevir de Janssen, aparentemente la máxima efectividad de cada una de estas drogas está demostrada en combinación con una tercera que tampoco está aprobada: Sofosbuvir del laboratorio Gilead.

“Los especialistas en enfermedades del hígado venimos batallando contra esta epidemia desde hace más de 20 años, primero identificando y poniéndole nombre propio al virus, para luego ayudar al desarrollo de las moléculas de tratamiento. En la década del 90 curábamos a un 14% de los pacientes tratados. A principios del 2002 llegamos al 42%, y hacia fines del 2009, al agregar la triple terapia, llegamos a curar hasta un 64% de los pacientes tratados. Evidentemente tuvimos grandes mejoras, pero a expensas de tratamientos muy extensos y con una gran carga de toxicidad”, expuso el Dr. Marcelo Oscar Silva, jefe de Hepatología Clínica del servicio de Hepatología y Trasplante Hepático del Hospital Universitario Austral.

Actualmente Silva lleva adelante la petición “Sociedad civil: Favorecer el acceso al diagnóstico y cura de la hepatitis C”, pero además recientemente se reunió con el Papa Francisco y le entregó una carta gracias a la gestión de Graciela Favetto, una paciente con cirrosis por hepatitis C.

“El pedido de audiencia con Francisco surgió de la frustración que genera no poder acceder a los nuevos tratamientos que curan la hepatitis C, una enfermedad silenciosa que según estimaciones de la Organización Mundia de la Salud (OMS) mata casi 750 mil personas por año como consecuencia de complicaciones de la cirrosis y el cáncer de hígado. Frustra enormemente ser testigos de la muerte de tanta gente sabiendo que padecen una enfermedad que hoy tiene cura, simplemente porque los seres humanos actuamos como burócratas y las instituciones responsables de hacer llegar éstos tratamientos a la gente enferma, se toman tiempos inaceptables”, agregó el especialista.

Por eso, para el Dr. Silva, “que una voz potente y cristalina como la de Santo Padre ponga el tema en los medios de comunicación ayudaría a que los responsables de las políticas sanitarias se ocupen del mismo con la seriedad que corresponde, y a que las compañías farmacéuticas pongan a disposición la tecnología desarrollada a precios que permitan su distribución de una manera más masiva a las poblaciones carenciadas”.

Vale recordar que la hepatitis crónica conduce a la cirrosis y al cáncer hepático, y que es la primera causa de trasplante de hígado. Se calcula que en la Argentina afecta a 600 mil personas (1,5% de la población), aunque sólo el 40% está diagnosticado.

“Para bajar la mortalidad es necesario un trabajo coordinado entre todos los participantes: Ministerios de Salud, Economía, Educación y Congreso de la Nación; sociedades científicas de hepatología, trasplante hepático, infectología, gastroenterología, medicina interna, atención primaria; industria farmacéutica y sociedad civil”, completó Silva quien interpretó aquella famosa instigación de Francisco a “salir a calle a hacer lío” y comenzó a ocuparse del tema ya no sólo desde la investigación clínica, sino desde un punto de vista sanitarista.

Por eso, desde principios del 2014, participa como miembro del Comité Técnico Estratégico de las Hepatitis Virales de la OMS, tratando de ayudar a que los avances tecnológicos puedan trasladarse rápidamente a la población que lo requiera, independientemente de su poder adquisitivo.

“Pedimos a toda la sociedad civil que se involucre: pacientes, médicos, bioquímicos, industria, instituciones académicas, políticos y medios masivos de comunicación. Estamos hablando de una enfermedad asintomática, que poca gente conoce, que es de fácil diagnóstico, que tiene cura y que se llama Hepatitis C. Es tiempo de actuar”, concluyó.

Para conocer la campaña, ingresar a: https://www.change.org/p/sociedad-civil-favorecer-el-acceso-al-diagnostico-y-cura-de-la-hepatitis-c-2

Contacto:
Dr. Marcelo Oscar Silva
Jefe de Hepatología Clínica
Servicio de Hepatología y Trasplante Hepático
Hospital Universitario Austral
MSILVA@cas.austral.edu.ar

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables