fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

El Laboratorio del Hospital fue acreditado por la norma IRAM/ISO 15189:2014

La acreditación fue otorgada por el Organismo Argentino de Acreditación (OAA). Se trata de un reconocimiento formal de competencia e imparcialidad a laboratorios, proveedores de ensayos de aptitud, productores de materiales de referencia y organismos de certificación y/o de inspección.

Se realiza mediante una evaluación independiente en base a requisitos normativos internacionales. Demuestra que esas entidades son confiables para realizar ensayos, análisis, programas de ensayos de aptitud, producción de materiales de referencia, calibraciones, inspecciones y certificaciones.

La Calidad es un aspecto fundamental que condiciona el éxito del laboratorio de análisis clínicos. Teniendo en cuenta esta premisa la NORMA ISO 15.189 ha sido desarrollada con el objetivo especial de ser una norma para los Laboratorios Clínicos que quieran especificar y acreditar los requisitos generales de su competencia técnica.

Por esta razón se constituye en dos partes fundamentales denominadas requisitos de gestión y requisitos técnicos. El objetivo de la Norma ISO 15.189 es acreditar la calidad técnica con la cual se resuelven los análisis en el laboratorio y por ende, los auditores verificarán principalmente la competencia técnica del personal y la disponibilidad de todos los recursos técnicos necesarios para producir datos y resultados fidedignos con los métodos especificados.

El Laboratorio central del Hospital Austral se presentó por primera vez en el año 2013, siendo evaluados anualmente por el OAA para mantener la acreditación, con los mismos auditores: un auditor líder y tres auditores técnicos que evalúan la capacidad técnica de los bioquímicos, la calidad analítica, el manejo de equipamientos y reactivos.

En esta oportunidad, el 9 y 10 de mayo, se presentó a una revaluación con auditores diferentes.

El proceso consisten en:

1) Tres meses antes se realiza una presentación con un formulario codificado por el OAA, y se adjunta la documentación del sistema de calidad del laboratorio y los protocolos de validación de las técnicas analíticas.
2) Estudio documental: se envían las no conformidades que debemos levantar antes de la auditoria
3) Auditoria in situ: dos días completos de evaluación en el que tres auditores, cada uno dedicado a cada sector involucrado, evaluaron la sección química clínica, endocrinología y química especial. Además, contó con la presencia de un evaluador coordinador.

4) Una vez concluida la reunión, el evaluador coordinador entregó al responsable de la entidad una copia del informe de no conformidades. Las no conformidades indicadas en la evaluación se basan en evidencias objetivas o elementos que puedan verificarse por lo que cualquier indicio de no conformidad debe ser reconocido como tal por la entidad.

El evaluador coordinador preparó el informe final de evaluación, donde se transcribieron las fortalezas, posibilidades de mejora y no conformidades detectadas por el equipo evaluador registradas en el informe de no conformidades.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables