fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Diagnósticos severos en niños

Como ocurre muchas veces con los casos de “famosos”, a raíz del reciente diagnóstico de cáncer realizado a Noah Bublé, se abrió el interrogante sobre la manera en que deben enfrentarse este tipo de enfermedades cuando los afectados son los más chicos de la familia.

El pasado 4 de noviembre, en un escueto comunicado que no dio mayores precisiones sobre la localización del tumor, el cantante canadiense Michael Bublé y la actriz argentina Luisana Lopilato le contaban al mundo que su hijo mayor Noah (3 años) padece cáncer.

En los días posteriores se multiplicaron las muestras de apoyo pero también las especulaciones, hasta que finalmente se conoció que el pequeño sufre cáncer de hígado y que, suspensión de todas las actividades artísticas de sus padres mediante, comenzó su tratamiento.

Pero, más allá de los pormenores del caso en sí, lo cierto es que la noticia conmovió a propios y ajenos debido a las dudas y cuestionamientos que plantea la necesidad de hacerle frente a tamaño diagnóstico en los pacientes más pequeños.

Por eso hablamos con la licenciada Daniela Berdinelli, integrante del Staff de Psicología del Hospital Universitario Austral (HUA) quién nos dio algunas claves.

nino-cancer“Cuando un niño enferma de cáncer tanto su vida como la de su familia se ve afectada emocionalmente debido al impacto que genera el diagnóstico oncológico. Por eso es importante que la atención y el sostén se enfoquen tanto en el paciente como en sus padres y hermanos, ya que es necesario el reacomodamiento de la rutina: interrupción de las clases  y otras actividades para empezar el tratamiento, traslados, etc.  En este sentido, es fundamental motivar al niño a sostener el contacto con amigos a través de diferentes recursos, así como también el apoyo psicopedagógico para continuar con el aprendizaje”, comentó la especialista.

Otro tema a tener en cuenta es la comunicación del diagnóstico a los padres, que debe ser considerada como un proceso, en el cual el primer momento será el escalón inicial de otros, generando un vínculo de confianza que permita abordar sus preguntas y dudas.

En este sentido, el apoyo psico-oncológico se podrá realizar desde el inicio con los padres, participando el psicólogo en la entrevista médica diagnostica -en un rol de observador- con el objetivo de evaluar la comprensión e impacto del diagnóstico en los padres, y luego poder trabajar lo explicado por el oncólogo.

“La comunicación abierta posibilita una mayor contención y la posibilidad de brindar respuesta en diferentes aspectos: médico, emocional, social, educativo y espiritual, permitiendo un trabajo interdisciplinario que ofrezca una atención integral al paciente y su familia”, agregó Berdinelli.

En cuanto a la metodología, el trabajo con niños desde el área psicológica es a través del juego –la actividad más importante en la vida de los más chicos- dado que de esa forma se manifiestan los miedos y ansiedades, permitiendo explorar los recursos que el paciente tiene para elaborar la situación vivida, que puede llegar a ser traumática o no.

“Por otro lado, cuando el paciente debe estar internado para realizar estudios, tratamientos o cirugías puede presentarse el temor a lo desconocido, a los pinchazos o a los procedimientos invasivos. Entonces, la realización de una psicoprofilaxis quirúrgica ayudará al niño a disminuir la ansiedad, ganando al mismo tiempo seguridad y confianza frente a dichos procedimientos”, explicó la Licenciada, en relación al Taller que está disponible en el HUA.

“Para finalizar, tenemos que decir que el trabajo del psicooncólogo se lleva a cabo en diferentes áreas: internación, hospital de día, interconsultas, sala de juegos y consultorios externos, entre otras, abordando de esta manera las diferentes etapas de la enfermedad. En cuanto a la tarea, el foco está puesto en la atención de paciente oncológico pediátrico, que lo ayudará a transitar la enfermedad favoreciendo una actitud activa a lo largo del tratamiento. Se brinda el acompañamiento durante el tratamiento, la hospitalización y el fin de tratamiento, poniendo el foco en preservar la calidad de vida cuidando especialmente la niñez de nuestro pequeño paciente”, completó Daniela Berdinelli.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables