fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Médico ¿se hace o se nace?

El 3 de diciembre se celebra el Día del Médico. Profesionales del Hospital Austral reflexionan acerca de la práctica y dan a conocer los distintos aspectos de esa profesión.

Ante la consulta sobre qué significa ser médico, diversos profesionales de la salud explicaron su punto de vista. Parte del profesionalismo consiste en trascender lo personal: paciente es una condición que coloca en pie de igualdad a cualquier ser humano que necesita ser atendido.

El Dr. Raúl Valdez, Decano de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, explicó que «la palabra médico significa el que cuida, no necesariamente el que cura. Curar a veces, cuidar siempre.» Y agregó: «tantas horas dedicadas a la medicina sólo se explican cuando están al servicio del prójimo, de la persona enferma o necesitada. Y en ello reside la mejor paga. Poder haber sido útil en algo a quien se nos confió.»

Por su parte, el Dr. Alejandro Nolazco,  jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Austral, aseguró que «más allá de cuánto dure la consulta, ese tiempo es 100% del paciente. Cada paciente es único y lleva su propio mar de dudas (y hasta punzantes certezas) a la consulta».

El Dr. Fernando Burgos, Jefe del Área Ambulatoria de Pediatría y Coordinador de la clínica interdisciplinaria de Niños con Síndrome de Down del Austral, se enfocó en tres ejes: desde el punto de vista del paciente, del universitario en formación y desde lo personal donde está involucrada la familia. «Sería imposible lograr el objetivo de decir la palabra justa, de dar un consejo oportuno, de lograr muchas veces a pesar de las horas de trabajo, una disposición empática siempre que el paciente lo requiera, sin el apoyo incondicional de nuestra propia familia«, aseguró.

La Dra. Andrea Exeni, Jefa del Servicio de Nefrología Infantil explicó que su especialidad es muy demandante, no hay horario ni pautas cuando aparece un riñón para trasplantar. Sus pacientes, en más de una oportunidad, están en lista de espera y no puede demorar este tipo de aviso: cumpleaños, programas familiares o con amigas, viajes, todo queda en segundo plano. No es sencillo. «La medicina te acerca a la realidad, te recuerda permanentemente que lo más importante son los afectos y la salud», comparte. Cuando palpás diariamente qué es perder la salud, entendés por dónde pasa la vida».

A su vez, el Dr. Fernando Burgos aseguró que «después de 26 años de médico sigo intentando considerar cada situación como única y singular, creo y considero que escuchar al otro, no solo a los padres, a los niños desde su mirada de dolor o angustia; o al adolescentes con sus preguntas o inquietudes, nos permite llegar a realizar una medicina estrictamente técnica, pero sobre todo humana».

Por su parte, la Dra. Exeni afirmó que los pacientes acuerdan con ella las fechas por vacaciones y afirma que «cambia mucho cuando hay enfermedades crónicas o agudas, incluso la posibilidad de muerte, todo el tiempo conectás con los aspectos más profundos de la vida. Esto tiñe algunas preocupaciones que terminan no pareciendo tales», al verlas desde la perspectiva de la salud o la posibilidad de levantarnos cada mañana. Nada es más importante para una familia que la salud de sus hijos y cuando uno se enferma se transforma en la prioridad máxima.

El Dr. Valdez explicó que «en la dualidad médico-paciente, la confianza y la conciencia son la esencia atemporal de esa relación. Confianza que el paciente deposita en su médico, conciencia por parte de éste en ofrecerle lo mejor».

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables