fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

“Fast track” para reemplazo total de cadera: mejor recuperación y menos dolor

Sin antecedentes en la Argentina, la técnica “fast track” permite acelerar la recuperación kinesiológica, bajar el dolor, mejorar la movilidad y reducir los tiempos de internación. Federico Burgo, médico del Hospital Austral, explica los beneficios del programa que ya se realiza en cirugías de cadera.

Un programa multidisciplinario (clínicos, anestesistas, nutricionistas, hematólogos y kinesiólogos), que abarca diferentes variables, posibilita hacer cirugías de recuperación acelerada, también conocidas como fast track, de reemplazo de cadera. “El programa abarca desde el preoperatorio hasta el postoperatorio, cuyo objetivo final es disminuir el stress operatorio”, explicó el Dr. Federico Burgo, médico del staff de Ortopedia y Traumatología y subjefe de Cirugía reconstructiva de cadera del Hospital Universitario Austral.

“Entre las diversas medidas que se incluyen dentro del programa se puede mencionar el plan de ayuno abreviado (durante el pre operatorio), que permite que el paciente vaya hidratado a la cirugía. Además, se realizan anestesias regionales y locales (durante la cirugía), que permiten tener que utilizar menos drogas analgésicas después, y se utilizan fármacos locales durante la cirugía que disminuyen al máximo la necesidad de transfusiones. Por último, luego de la cirugía, comienza inmediatamente un plan de movilización temprana que incluye movimientos desde las primeras 3 horas de la cirugía (e inclusive caminar a las 24 horas). Esto va de la mano de un plan de hidratación y progresión de la dieta que también comienza desde las primeras horas de la cirugía. ¿Los resultados más visibles y apreciables por el paciente? Menos dolor y movilidad más rápida”, afirmó el especialista.

Por mencionar algunas ventajas puntuales, los días de internación que conlleva una cirugía total de reemplazo de cadera se reducen. El Dr. Burgo especificó que “mientras antes eran 3 o 4 días, hoy en el Hospital tenemos un 95% de pacientes que se quedan sólo 48 horas, e inclusive en algunos casos seleccionados se quedan apenas 36 horas”.

Respecto a si todos los pacientes pueden acceder a este tipo de abordaje más rápido y multifactorial, el Dr. Burgo dijo que “al principio se trató de pacientes seleccionados, pero con el tiempo vimos que inclusive aquellos con riesgo anestésico más alto también se beneficiaban, porque no sólo queremos reducir el tiempo de internación, sino también mejorar las condiciones del paciente”.

Los resultados de la investigación fueron presentados en el Congreso Europeo de Ortopedia y Traumatología (EFORT), en Barcelona, a fines de mayo. “Presentamos, junto con el Dr. Mengelle (Jefe del Sector de Cirugía de Cadera del Hospital Austral) y otros colegas, datos de 322 pacientes en protocolo desde 2013, comparados con un grupo de similares características de 296 pacientes de etapa previa a la introducción de este programa para mostrar las mejoras significativas obtenidas en el control de dolor en el grupo de pacientes con recuperación acelerada y la disminución de los días de internación. Hubo ventajas significativas en cuanto a la reducción del dolor, re-internaciones, disminución de los días de internación y retorno más rápido a las actividades cotidianas”, concluyó el Dr. Burgo.

 

Contacto:

*Dr. Federico Burgo
Médico del staff de Ortopedia y Traumatología
Subjefe de Cirugía reconstructiva de cadera
Hospital Universitario Austral
FBURGO@cas.austral.edu.ar

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables