fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Sin sangre no hay vida

En el Día de la primera transfusión de sangre, el Dr. Omar Trabadelo y la Técnica Yeica Delicia, del Hospital Universitario Austral, explican cuáles son los aspectos más importantes de la promoción de la donación de sangre.

Este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) eligió la frase “Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida” para celebrar el Día del Donante Voluntario de Sangre que se llevó a cabo el 14 de junio, y lo retoma este 9 de noviembre que se conmemora la primera Transfusión de Sangre.

Si bien año tras año las campañas de concientización aumentan, hay un trabajo del que mucho no se habla y que es sumamente importante para obtener la sangre que se necesita para los procedimientos médicos: se trata de la promoción de la donación.

En el caso del Hospital Universitario Austral esta tarea se encuentra a cargo de la técnica de Hemoterapia Yesica Delicia, que integra el servicio de Hemoterapia que dirige el Dr. Omar Trabadelo.

“Sin sangre no hay vida porque la sangre no se puede fabricar, y por ende hay que recibirla con la cantidad y calidad suficiente, y en el momento y lugar que se necesite. Entonces surge la pregunta: ¿cómo conseguimos donantes de sangre? Y es así donde aparecemos los promotores de donación, personas capacitadas y con cierta sensibilidad para movilizar a las personas a una repuesta o acción positiva.  Esto es concientizarlos sobre la necesidad de poder contar con donantes”, refirió la Técnica Delicia.

Sin embargo, su trabajo no queda ahí porque los promotores también son los encargados de lograr que estos donantes de reposición -que sólo recurren por un pedido de necesidad de un paciente- se conviertan a donantes repetitivos y habituales, garantizando así la sangre segura a los pacientes.

“Entonces nuestra labor como promotores es mover a la fidelización, trabajo que día a día se pone más difícil por cuestiones laborales, culturales o por falta de compromiso de la sociedad que muchas veces no cuenta con información sobre lo importante que es ser dador de sangre, o no toma conciencia sobre que el día de mañana puede ser que a ellos mismos les haga falta un donante voluntario”, explicó la especialista, haciendo hincapié en la necesidad de buscar permanentemente nuevas estrategias.

Cuando se toma el rol de promotor es importante tratar de entender y comprender las situaciones por la que están pasando el paciente y su entorno, acompañándolos y quizás ayudando a abrir puertas, que las ven cerradas, tan sólo por desesperación por los momentos que están viviendo.

“Pero debemos entender que la donación voluntaria de sangre es un trabajo en equipo y no exclusivo del personal directamente involucrado en la atención del donante. Estamos involucrados todos, desde el médico al momento de indicar las transfusiones, los trabajadores de recepción que deben dar la información correcta, y los técnicos que deben tener amabilidad, cordialidad y buena predisposición”, completó la Técnica del Servicio de Hemodinamia, no sin antes dar un mensaje: “sigamos promoviendo a la donación voluntaria, altruista y no remunerativa día a día garantizando así la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y sus productos”

Contacto:

*Dr. Omar Trabadelo
Jefe del servicio de Hemoterapia
Hospital Universitario Austral
otrabade@cas.austral.edu.ar

*Técnica Yésica Delicia
Integrante del servicio de Hemoterapia
Hospital Universitario Austral
YDELICIA@cas.austral.edu.ar

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables