Compartir

Novedades

Fiestas Felices en el Hospital

El Servicio de Alimentación del Hospital Universitario Austral se prepara con tiempo para los festejos de Navidad y Año Nuevo. “Es una oportunidad de brindarnos a los demás”, asegura Valeria Reznick del Hospital Universitario Austral.

Las Fiestas son un evento que conmueven cada año, y más aún si se viven dentro de un hospital. “Somos conscientes que todas las personas internadas querrían vivir estas Fiestas en sus casas y rodeados de sus familias. Este motivo nos impulsa a poner todo de nuestra partee intentar acercarnos a cada uno con detalles concretos”, afirma Valeria Reznick, Jefa del Servicio de Alimentación del Hospital Universitario Austral.

El objetivo es celebrar Navidad y Año Nuevo en el Hospital con alegría y acompañar a los pacientes y sus familias. “Es una oportunidad de brindarnos a los demás, de vivir con espíritu navideño nuestro trabajo diario y trasmitirlo. Parte importante de nuestra vocación de servicio”, afirman las profesionales. 

Cada paciente es diferente y tiene necesidades concretas según su estado de salud, por eso, las profesionales adecúan el menú: “Lo adaptamos a las circunstancias y posibilidades de cada paciente. Buscamos que sean preparaciones que todos suelen comer para estas fiestas, con la idea que se encuentren con un plato conocido y festivo”, asegura Reznick y agrega: “Todas dejamos soltar la imaginación, pensando cómo nos gustaría que reciban cada una de las bandejas”.

En el Servicio de Alimentación se hace un simulacro de la comida que se servirá para delinear los sabores, la decoración y recabar todas las opiniones del equipo. Las pasteleras presentan lo que se servirá en los desayunos, las meriendas, los postres y el brindis. Por su parte, las demás cocineras presentan el primer y el segundo plato. Las camareras son las encargadas de planear las decoraciones que tendrán las distintas bandejas, como por ejemplo el infaltable Pesebre del 24 a la noche.

“Es un honor poder acompañar a nuestros pacientes en estos momentos especiales. Emociona recorrer los pasillos y entrar a cada habitación llevando este espíritu navideño en las bandejas pero más especialmente en la sonrisa y disposición con que intentan entregarlas las camareras”, finalizó Valeria Reznick.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables