Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Hantavirus: síntomas y precaución

Los hantavirus son un grupo de virus ARN que incluyen agentes causales de enfermedades graves en humanos. Según el Ministerio de Salud de la Nación, “no existe vacuna ni tratamiento específico” por eso es importante tomar medidas de prevención.

En América son causantes del Síndrome cardiopulmonar y se reconocen 20 genotipos, cada uno con un reservorio específico. En la Argentina existen al menos 10, entre ellos el Andes, Oran, Lechiguanas y Central Plata. Los reservorios naturales son ciertos roedores silvestres que presentan una infección crónica asintomática con virus en sangre persistente.

Las formas de transmisión son a través de orina, excremento o saliva de roedor que producen pequeñas gotas contenedoras de virus que entran en contacto con el aire o por contacto directo. En cuanto a la vía interhumana, sólo está descripta para el virus Andes, actualmente en la ciudad de Epuyén, Chubut.

La enfermedad inicialmente se manifiesta con fiebre, mialgias, debilidad, astenia, mareos, cefalea y síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos y diarrea seguida del inicio repentino de insuficiencia respiratoria e hipotensión.

El paciente debe concurrir a la guardia si presenta un síndrome febril inespecífico de 48 a 72 horas de evolución, los síntomas antes mencionados, nexo epidemiológico (tareas laborales de riesgo, recreativas realizadas en las ultimas 4 semana) o haber tenido contacto estrecho con un caso confirmado de hantavirus.

Recomendaciones

El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires brinda las siguientes recomendaciones para la población:

  • Sellar con materiales resistentes (acero, cemento, etc.) todas las aberturas por donde puedan ingresar roedores.
  • Eliminar elementos en desuso que puedan servir como refugio a los roedores.
  • Realizar adecuada disposición de basura, en recipientes cerrados con tapa.
  • Mantener alimentos almacenados en envases herméticos
  • Colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.
  • Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.
  • No dejar restos de alimentos, incluidos los de mascotas, al alcance de los roedores. Lavar en forma inmediata lo utilizado y disponer los residuos correctamente en tarros de basura.
  • Desmalezar y mantener el pasto corto, en un perímetro de 30 metros alrededor de la vivienda. Se recomienda desratizar el perímetro de la vivienda 7 días antes de desmalezar el perímetro para evitar migraciones de roedores al interior de esta. También se debe disponer la basura en tarros debidamente cerrados.
  • Mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua. Si no es potable, siempre utilizarla hervida

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables