fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Alzheimer: la importancia del diagnóstico precoz

La Enfermedad de Alzheimer es una de las principales causas de demencia a nivel mundial. La Dra. Carolina Lomlomdjian, del Hospital Universitario Austral, explica la importancia de la consulta neurológica periódica para identificar síntomas incipientes y poder actuar tempranamente.

En 2010 la OMS reportó 35.6 millones de personas en el mundo con demencia y se cree que esta cifra se triplicará para 2050. Cada 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer, la causa más frecuente de demencia.

La Dra. Carolina Lomlomdjian, del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Austral, destacó: “Cuanto antes podamos intervenir en el tratamiento con las medidas disponibles sintomáticas y ralentizadoras de la enfermedad, y más aún cuando dispongamos de nuevos tratamientos modificadores, mayor es la probabilidad de éxito terapéutico. La consulta neurológica periódica es muy importante a fin de identificar factores de riesgo y síntomas incipientes y poder actuar tempranamente”.

La especialista aseguró que es necesario realizar un diagnóstico precoz para atenuar el progreso del Alzheimer. Incluso, “se puede realizar hasta en etapas tempranas preclínicas y subclínicas, cuando se está desarrollando la enfermedad, pero aún no hay manifestaciones clínicas o son mínimas”, detalló la especialista. Y agregó: “Se disponen de métodos clínicos neuropsicológicos y de exámenes complementarios que permiten reconocer el perfil clínico de la enfermedad y biomarcadores que reflejan el depósito de proteínas anormales, disfunción o pérdida neuronal, así como en algunos casos existen estudios genéticos específicos”.

Tratamiento

A nivel internacional, el tratamiento farmacológico corresponde a drogas que intentan retrasar la progresión de la enfermedad, aunque principalmente están dirigidas al manejo sintomático de las alteraciones de la cognitivas y conductuales.

“Se ha avanzado en las últimas décadas en conocer los mecanismos celulares relacionados al envejecimiento normal y a la fisiopatogenia del Alzheimer que generaron potenciales target de nuevas terapéuticas específicas y, posiblemente, capaces de modificar el curso de la enfermedad”, sumó la especialista.

Actualmente hay nuevas drogas en estudio para tratar el Alzheimer que incluyen nuevos enfoques, más allá de las proteínas anormales, como factores inflamatorios, vasculares y neurogénicos.

“Independientemente de la predisposición personal de desarrollar enfermedad de Alzheimer, existen factores de riesgo comunes a las demencias y que son modificables”, explicó la Dra. Lomlomdjian. Y especificó:

  • Mantener actividad física en forma regular.
  • Prevenir eventos vasculares y realizar tratamiento de factores de riesgo vasculares (hipertensión arterial, diabetes, obesidad, dislipemia, tabaquismo, alcoholismo, entre otros).
  • Mantenerse intelectualmente y socialmente activos.
  • Reducir el estrés.
  • Fomentar la estabilidad emocional.
Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables