fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Recomiendan esperar 7 semanas para la cirugía de un paciente que tuvo COVID-19

Un estudio internacional publicado en la revista Anaesthesia evaluó a 140.231 pacientes de 116 países sometidos a cirugía electiva o de emergencia durante octubre de 2020. El objetivo fue determinar el tiempo óptimo que debe transcurrir desde la infección por COVID hasta la realización de una cirugía.

Los doctores Carina Chwat, de Cirugía General, Brian Morris, de Patología Mamaria, Silvina Montal, de Trasplante Renal, y Pedro Valdez, de Cirugía de Cabeza y Cuello, del Hospital Universitario Austral participaron del estudio que determinó que “los pacientes operados dentro de las 6 semanas posteriores al diagnóstico de SARS ‐ CoV ‐ 2 tenían un mayor riesgo de mortalidad posoperatoria a los 30 días y complicaciones pulmonares posoperatorias a los 30 días”. Y que los datos de mortalidad y riesgos de complicación pulmonar en pacientes operados a partir de las 7 semanas post infección por COVID-19 se equipararon a aquellos sin COVID-19.

La Dra. Carina Chwat, médica de Coloproctología del Servicio de Cirugía General, explicó que “antes de esta investigación teníamos datos que utilizábamos de otros estudios pre pandemia, por ejemplo, saber que pacientes con problemas respiratorios tenían mayor comorbilidad. Pero no había un estudio realizado durante la pandemia, con casos COVID-19 positivo y gran cantidad de pacientes”. Y agregó: “Este estudio abarca muchos países y especialidades que incluyen distintos tipos de cirugías (mamaría, cardíaca, cabeza y cuello, plástica, entre otras) que permite definir de forma segura cuánto tiempo hay que esperar para la cirugía de un paciente con síntomas de COVID-19”.

Entre los resultados, se destaca que “en los pacientes con un diagnóstico preoperatorio de SARS ‐ CoV ‐ 2, la mortalidad aumentó en los pacientes que se sometieron a cirugía dentro de 0 a 2 semanas, 3 a 4 semanas y 5 a 6 semanas después del diagnóstico (odds ratio (IC del 95%) 4,1 (3,3 –4,8), 3,9 (2,6–5,1) y 3,6 (2,0–5,2), respectivamente)”. Además, “si pasadas las 7 semanas de la infección, persisten los síntomas, se recomienda retrasar aún más la cirugía (hasta la resolución de los síntomas) debido a que estos pacientes presentan más riesgo que aquellos asintomáticos”, destacó la Dra. Chwat.

La especialista aseguró que “luego, en la práctica, cada institución y profesional deberá evaluar cuál es la mejor acción a tomar para el paciente y determinar si los beneficios de demorar el procedimiento quirúrgico superan los riesgos de hacerlo, pero este estudio permite contar con datos estadísticos muy importantes”.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables