fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Parkinson y COVID-19: cómo afecta a los pacientes

Los pacientes con Enfermedad de Parkinson son más vulnerables al COVID-19 por su edad y, a veces, menor capacidad respiratoria. El Dr. José Bueri, del Hospital Universitario Austral, explica los síntomas a tener en cuenta para el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

El 11 de abril se celebra el Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson para concientizar a la población. Es una patología progresiva que no posee cura, pero sí una gran cantidad de terapias efectivas disponibles para su tratamiento. Se trata de la segunda enfermedad neurodegenerativa en frecuencia después del Alzheimer.

En el contexto de la pandemia por COVID-19 la duda es qué cuidados deben tener los pacientes. El Dr. José Bueri, Jefe de Neurología del Hospital Universitario Austral, explicó que “los pacientes con Enfermedad de Parkinson pueden ser más vulnerables en caso de contraer Covid-19 y esto puede deberse a que tienen menor capacidad respiratoria por la rigidez muscular torácica. Por esta razón, es importante que reciban la vacuna, que, a su vez, aún no se ha demostrado que tenga efectos negativos”.

El Dr. Bueri aseguró que “es muy importante ser constante en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Los medicamentos existentes en la actualidad son muy eficaces para controlar los síntomas, pero esto se aplica solo si hay buena adherencia a la medicación”. Y detalló que es fundamental evitar irregularidades con los fármacos: “La mejor apuesta es la constancia en las tomas de medicación”.

Entre los síntomas descriptos en esta patología se encuentra el temblor, la torpeza manual, la lentitud de movimientos o trastornos en la marcha, especialmente, cuando están asociados a una pérdida del olfato, constipación o sueños violentos. Por eso, es importante que los pacientes identifiquen los signos de alerta para concurrir al médico.

“Debemos recordar que esta es una enfermedad crónica, en donde los síntomas se presentan lentamente, no en forma brusca. El diagnóstico temprano es importante para despejar dudas y conocer los tratamientos que existen para controlar los síntomas de la enfermedad”, afirmó el especialista.

La consulta temprana permite diferenciar esta enfermedad de las demás patologías neurológicas, con las que comparte varios de los síntomas mencionados, e indicar el tratamiento correcto a seguir.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables