fbpx
Compartir

Solicitá un Asesor

Deje sus datos para recibir las novedades del Hospital

Novedades

Cáncer de tiroides: la vigilancia activa como alternativa de tratamiento 

25 DE MAYO: DÍA MUNDIAL DE LA TIROIDES

El cáncer de tiroides es una de las malignidades que ha aumentado rápidamente en el mundo entero sin asociarse a un crecimiento de la mortalidad. En los últimos 30 años, el tratamiento convencional del cáncer de tiroides fue la extirpación de la glándula tiroides en su totalidad y la terapia posterior con yodo radioactivo para casi todos los pacientes. El tratamiento quirúrgico del cáncer diferenciado de tiroides ha motivado reiteradas controversias en décadas recientes, que se mantienen hasta la actualidad, particularmente en lo relacionado con la magnitud de la resección del tumor primario.

La “American Thyroid Association” y el “National Comprehensive Cancer Network Guidelines” recomiendan el tratamiento del cáncer de tiroides adaptado en cada paciente con respecto a la extensión de la cirugía inicial y el uso de yodo radioactivo.

En este último tiempo se han desarrollado modalidades quirúrgicas diferentes para el tratamiento del cáncer de tiroides, permitiendo realizar la resección de la tiroides en forma “parcial” (hemitiroidectomía o istmectomía) tanto por vía convencional (incisión en el cuello) como por vía endoscópica transoral (sin cicatriz), como alternativa a la extirpación de la tiroides en su totalidad en tumores tiroideos seleccionados. Actualmente, el Hospital Universitario Austral cuenta con el equipo quirúrgico entrenado para realizar la cirugía endoscópica. La opción quirúrgica de tratamiento “en menos” puede brindar la posibilidad de mantener la funcionalidad de la glándula, es decir la producción hormonal, y la recuperación postquirúrgica más rápida. Además, es oncológicamente segura en los pacientes bien seleccionados.

La vigilancia activa, (VA) del inglés “active surveillance”, fue por primera vez descripta en 1990 por un reconocido grupo de especialistas en el Hospital Kuma en Japón. La VA es una opción emergente de tratamiento de «observar y controlar» con chequeos periódicos los microcarcinomas o tumores pequeños, y tiene el potencial de sustituir la cirugía invasiva convencional. Es una de las opciones para aquellos pacientes que comparten esta filosofía de menos agresividad, que no deseen o no estén convencidos de realizar la cirugía, disminuyendo los riesgos de la misma y asumiendo una baja probabilidad de recurrencia que, si ocurriera, tiene una resolución quirúrgica de rescate segura.

Otras opciones como la ablación con alcohol, radiofrecuencia y láser están siendo evaluadas en distintos grupos internacionales respecto de su eficacia y seguridad como alternativas a la cirugía en cáncer de tiroides. Si estas opciones resultan prometedoras serán, a futuro, otras propuestas para el tratamiento de estos pequeños cánceres.

Avalado por la evidencia disponible, e identificado con el concepto de un tratamiento más personalizado y adaptado a una filosofía multidisciplinaria de menor agresividad, desde el Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Austral junto con los integrantes de la Clínica de Tiroides se ha diseñado un protocolo prospectivo de VA en cáncer de tiroides para pacientes que no deseen la cirugía tiroidea convencional de inicio. Se trata de un estudio que incluye pacientes seleccionados que cumplan con los criterios definidos para inclusión en la vigilancia/control o lobectomía (cirugía parcial). Los pacientes bajo vigilancia son controlados periódicamente según el diseño del protocolo. A su vez, tanto las personas que se encuentran en el grupo de vigilancia como aquellas de la rama de la cirugía son evaluadas periódicamente con un cuestionario de calidad de vida. El objetivo: brindar un manejo terapéutico opcional al cáncer de tiroides.

Dra. Jorgelina L. Guerra
Clínica de Tiroides, Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Austral.

Acreditado por Joint Commission InternationalOAAMiembro de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables