+54 (230) 438-8888

Servicios Médicos

Medicina General Ambulatoria

El Servicio de Medicina General Ambulatoria consta con un amplio staff de médicos especialistas en clínica y medicina familiar, que dan atención clínico-ambulatoria a pacientes mayores de 16 años, en la sede central y centros periféricos (Paseo Champagnat, Officia, Escobar, Luján y San Miguel).

En este servicio, los profesionales realizan la atención integral, continua y longitudinal de un paciente, responsabilizándose del cuidado de los mismos en todos los momentos del proceso de salud-enfermedad.

El vínculo entre el médico y el paciente comienza cuando la persona está sana, mediante la aplicación de medidas de promoción y prevención para la salud, y no tiene un punto final, ya que la relación no termina con el diagnóstico o la curación de una enfermedad. Estos aspectos del compromiso hacen que la vinculo médico-paciente tenga una particular importancia en la práctica profesional, donde la enfermedad del paciente es considerada en relación a su contexto personal, familiar y social.

Patologías

La actividad asistencial se centra en la atención ambulatoria de problemas de salud tanto agudos como crónicos, en todas las etapas del ciclo vital de una persona. El campo de acción de los médicos del Servicio no se limita a un determinado órgano o sistema en particular sino a la generalidad de las diferentes situaciones de salud-enfermedad que pueden ocurrir a lo largo de la vida de una persona.

La atención que realizamos es flexible, está centrada en las necesidades del paciente y atraviesa la medicina de manera trasversal, es decir que es independiente de cual sea el problema de salud afecte al paciente e, incluso, en la ausencia de un problema específico.

Prácticas

  • Atención continua, integral y longitudinal de las personas en todas las etapas de la vida (adolescencia, juventud, adultos y adultos mayores).
  • Confección de historias clínicas orientadas al problema.
  • Abordaje del proceso de salud-enfermedad desde una perspectiva biopsicosocial.
  • Realización de controles periódicos de salud en las diferentes edades.
  • Recomendaciones de prácticas preventivas basadas en guías de prácticas clínicas y recomendaciones vigentes.
  • Intervenciones motivacionales para el cambio del estilo de vida.
  • Seguimiento ambulatorio de enfermedades agudas y crónicas.
  • Solicitud de interconsultas a especialistas y otros profesionales no médicos (kinesiólogos, nutricionistas, psicólogos, entre otros) y coordinación de atención de las patologías complejas.

¿Qué significa ser médico de cabecera?

El aporte de los médicos de familia o generales en los sistemas sanitarios está en ser la puerta de entrada del paciente y su familia para su atención en la institución. Asimismo, la posibilidad de generar un vínculo duradero en la relación médico-paciente se consigue a través de la escucha activa de los problemas que aquejan al paciente integrando los planos físicos y emocionales, la empatía y del seguimiento en el tiempo. La capacidad de asistir a las personas en las distintas edades de la vida hace posible integrar las situaciones personales, la dinámica familiar y el contexto social y así trabajar en las diferentes crisis vitales, que irán transcurriendo normalmente a lo largo de la vida.

De esta manera, se garantiza la continuidad de cuidados a lo largo de la vida del paciente, comenzando desde la promoción y prevención de la salud, diagnosticando y tratando enfermedades agudas y realizando el seguimiento enfermedades crónicas.

En la historia de la medicina, la capacitación hacia las subespecialidades que son tan necesarias, ha llevado a la fragmentación de la persona. Son los médicos de cabecera quienes tratan de generar un aporte, siguiendo al paciente de una manera integral e intentando dar respuestas a los problemas de salud frecuentes en todas las etapas de la vida.

Son los responsables de coordinar la atención y derivar para evaluación con otros especialistas, sin perder el seguimiento en el tiempo y la continuidad de cuidados.

Solicitar turno