+54 (230) 438-8888

DESCARGAR: INFORMACIÓN PARA EL PACIENTE Y LA FAMILIA

Una Infección de Sitio Quirúrgico es una infección que ocurre después de una cirugía en el sitio donde fue realizado el procedimiento. Si bien la mayoría de los pacientes sometidos a cirugía no desarrollarán infección estas ocurren en aproximadamente 1 a 3 de cada 100 pacientes operados.

Algunos de las manifestaciones más comunes de Infección de Sitio Quirúrgico son:

  • Enrojecimiento y dolor alrededor del sitio quirúrgico (herida)
  • Drenaje de material purulento a través de la herida quirúrgica
  • Fiebre

¿PUEDEN SER TRATADAS LAS INFECCIONES DE SITIO QUIRÚRGICO?

Si bien la mayoría de las Infecciones de Sitio Quirúrgico pueden ser tratadas sólo con antibióticos, algunas pueden requerir de una segunda cirugía para su resolución.

¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO PARA REDUCIR LAS INFECCIONES DE SITIO QUIRÚRGICO?

Para prevenir las Infecciones de Sitio Quirúrgico todo el personal del área quirúrgica del Hospital Universitario Austral debe cumplir con las siguientes normas:

  • Higienizar sus manos y brazos hasta sus codos con productos antisépticos de marcas reconocidas justo antes del inicio de una cirugía
  • Higienizar sus manos con alcohol-gel antes y después de tomar contacto con el paciente
  • Si es necesario se procederá a remover el vello de la zona quirúrgica utilizando máquinas especiales evitando en todo momento el uso de elementos que dañen la piel (ej. hoja de afeitar)
  • Utilizar vestimenta especial (cofia, barbijo, camisolín y guantes) para mantener el área quirúrgica en condiciones asépticas
  • Administrar antibióticos profilácticos en el pre-quirúrgico inmediato para distintos tipos de cirugías tales como cirugía cardiovascular, neurocirugía, cirugía traumatológica, cirugía digestiva, entre otras. En muchos casos el antibiótico debe ser administrado dentro de los 60 minutos previos al inicio de la cirugía y suspendido dentro de las 24 horas siguientes. Los profesionales a cargo de la cirugía (cirujanos y anestesiólogos) se encargarán de ello.
  • Desinfectar la piel de la zona quirúrgica antes del procedimiento con antisépticos con actividad bactericida demostrada

¿QUÉ PUEDEN HACER LOS PACIENTES PARA REDUCIR EL RIESGO DE INFECCIÓN?

Los pacientes y sus familiares pueden colaborar para reducir el riesgo de infección si adoptan las siguientes recomendaciones:

ANTES DE LA CIRUGÍA

  • Cumplir con las indicaciones surgidas de la evaluación pre-quirúrgica
  • En el caso de pacientes diabéticos mantener controlados los niveles de glucemia antes de la cirugía
  • Suspender en lo posible el consumo de tabaco al menos un mes antes del procedimiento
  • Realizar al menos dos baños pre-quirúrgicos antes de la cirugía utilizando jabón con clorhexidina frotando en la zona quirúrgica evitando el contacto con ojos y mucosas
  • Tener completo el esquema de vacunación sobre todo para la vacuna antitetánica y anti-hepatitis B
  • En el caso de antecedentes de infecciones recurrentes de piel en el paciente o en el grupo familiar ej. (forúnculos) avisar al cirujano antes de la cirugía ya que puede resultar necesario la realización de estudios adicionales
  • Comunicar al profesional sobre cualquier otro antecedente de salud relevante
  • Evitar rasurar en el domicilio el sitio de la cirugía con elementos que puedan dañar la piel (ej. máquinas con hoja de afeitar) en. La piel dañada puede favorecer el desarrollo de infección

EN EL MOMENTO DE LA CIRUGÍA

  • Evite ser rasurado en el área quirúrgica con elementos que puedan dañar la piel. Si tiene dudas pregunte
  • Pregunte sobre el tipo de antibióticos que recibirá antes de la cirugía. Advierta sobre cualquier tipo de alergia que pueda tener

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

  • Asegúrese que el profesional que lo asiste higienice sus manos con alcohol-gel antes y después de examinarlo. En el caso de no haberlo hecho recuérdele que lo haga
  • Advierta a sus familiares y visitas que higienicen sus manos con alcohol-gel antes y después de la visita
  • Higienice sus manos antes de comer y después usar el baño, evitando tocar la herida quirúrgica en forma directa

¿QUÉ PUEDEN HACER LOS PACIENTES EN EL DOMICILIO LUEGO DE LA CIRUGÍA?

  • Su médico o el personal de enfermería deberán explicarle antes del alta todo lo referido al cuidado de la herida quirúrgica. Asegúrese de haber comprendido las instrucciones antes de dejar el hospital
  • Higienice sus manos antes y después de proceder a curar su herida
  • Antes de dejar el hospital asegúrese de tener los teléfonos de contacto por cualquier inquietud o problema que se pueda presentar
  • Si usted presenta cualquier signo de infección tales como fiebre, enrojecimiento, dolor y salida de secreción por la herida quirúrgica comuníquese con su médico inmediatamente

¿CÓMO LO ESTAMOS LOGRANDO?

El cumplimiento con las medidas preventivas antes enunciadas ha permitido que la tasa de Infecciones de Sitio Quirúrgico se encuentre por debajo de las medias nacionales.

Solicitar turno