+54 (230) 438-8888

DESCARGAR: INFORMACIÓN PARA EL PACIENTE Y LA FAMILIA

Un “ventilador o respirador” es una máquina que asiste a la respiración de un paciente a través de un tubo colocado en su boca o directamente en su tráquea, liberando oxígeno en sus pulmones. Si bien la ventilación mecánica resulta a veces indispensable para sostener la vida de un paciente, su uso incrementa el riesgo de desarrollar una infección pulmonar llamada neumonía al facilitar el acceso de los microorganismos a la vía aérea del paciente.

¿PUEDEN SER TRATADAS LAS NEUMONÍAS ASOCIADAS A VENTILACIÓN MECÁNICA?

Las Neumonías Asociadas a Ventilación Mecánica representan una grave complicación de los pacientes ventilados ya que en general son producidas por microorganismos virulentos y resistentes a muchos de los antibióticos de uso habitual. Por este motivo nuestra prioridad es prevenir su aparición en los pacientes sometidos a ventilación mecánica.

¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO PARA REDUCIR LAS NEUMONÍAS ASOCIADAS A VENTILACIÓN MECÁNICA?

Para prevenir estas infecciones todo el personal asistencial del Hospital Universitario Austral debe cumplir con las siguientes normas:

  • Evitar el uso de ventilación mecánica siempre que sea posible priorizando otras formas de ventilación menos invasivas
  • Mantener la cabecera de la cama del paciente elevada entre 30 y 45° a menos que otras condiciones médicas no lo permitan
  • Evaluar diariamente al paciente para ver si su condición permite el retiro del respirador
  • Higienizar regularmente la boca del paciente con productos antisépticos
  • Higienizar sus manos con alcohol-gel antes y después de examinar al paciente o de tocar el respirador
  • Aspirar regularmente las secreciones respiratorias del paciente para evitar su acumulación
  • Limpiar y reemplazar el equipo de ventilación mecánica entre pacientes

¿QUÉ PUEDEN HACER LOS PACIENTES PARA REDUCIR EL RIESGO DE INFECCIÓN?

Los pacientes y sus familiares pueden colaborar para reducir el riesgo de infección si adoptan las siguientes recomendaciones:

  • Si usted es fumador y va a ser sometido a una cirugía recuerde que el consumo de tabaco previo al acto quirúrgico incrementa el riesgo de desarrollar infecciones respiratorias después de la cirugía. Consulte con su médico sobre la necesidad de dejar de fumar antes de la intervención
  • Los familiares pueden preguntar al médico a cargo el motivo del inicio de la ventilación mecánica y por cuánto tiempo deberá el paciente permanecer conectado
  • Los familiares deben preguntar a los profesionales que asisten al paciente si ellos cumplen con las medidas preventivas antes enunciadas
  • Los familiares deben asegurarse que los profesionales que asisten al paciente higienizan sus manos con alcohol-gel antes y después de examinarlo. En el caso de no haberlo hecho deben recordarle que lo hagan
  • Los familiares y visitas deben higienizar sus manos con alcohol-gel antes y después de la visita

¿CÓMO LO ESTAMOS LOGRANDO?

Si bien la tasa de Neumonía Asociada a Ventilación Mecánica se encuentra por debajo de los estándares nacionales continuamos trabajando para lograr que la misma alcance los estándares internacionales.

Solicitar turno